673 537 795 info@madriderma.com

¿Cómo se tratan los piojos de la cabeza?

Los piojos de la cabeza o la pediculosis capitis es una infestación muy frecuente y prevalente, posiblemente la que más. Generalmente aparece en niños que van a la escuela y es más frecuente en las niñas por la longitud del pelo.

Tener piojos no es un problema de salud grave, si bien produce picor y puede ocasionar lesiones en la piel de alrededor por el rascado. Especialmente frecuentes en la nuca y ansiedad en la familia por el riesgo de contagio y la presencia de “bichitos” en casa. Y es cierto que la pediculosis de la cabeza es bastante contagiosa. Se calcula que su prevalencia en los colegios puede llegar en ocasiones hasta el 25% (1).

La mayoría de las ocasiones los piojos se tratan en casa, con buenos resultados en general, pero nos podemos enfrentar a tres situaciones en mi experiencia: una es no saber con qué tratar, otra es que persista el picor o los síntomas después de tratar y es que no eran piojos, y la última es que no responda al tratamiento aplicado ya que cada vez hay más resistencias.

Vamos a desarrollar cada una de ellas en este texto para orientar mejor en su manejo.

1.- En primer lugar, conozcamos al piojo, su ciclo y su transmisión 

Conocer la situación que queremos manejar es el primer paso para abordarla en mi opinión. La figura 1 muestra el ciclo del piojo, adaptado de la referencia 1 y 2.

El piojo se alimenta de la sangre de su huésped, y es un parásito obligado, es decir, que fuera del ser humano se muere (2). Los huevos o las liendres se depositan por la hembra, preferiblemente en zonas húmedas, a 5 mm de la raíz y sin luz, es por ello por lo que se sitúan frecuentemente en la nuca.

Las liendres son más sencillas de visualizar que el piojo adulto, así que hay una buena zona para buscar liendres en la nuca.

Ciclo de vida de los piojos
Ciclo de vida de los piojos

2.- Algunos detalles relevantes del pijo de la cabeza

  • En la Tabla I, se muestran algunos detalles del piojo. El tamaño de un piojo adulto es de unos 2-4 mm, y tienen 6 patas (1-2)

TABLA 1

El piojo es un parásito obligado del ser humano y se alimenta de sangre

Para el diagnóstico visual lo más sencillo es buscar las liendres

Las liendres se sitúan generalmente en la zona de la nuca, a unos 5 mm de la raíz del pelo

Los piojos se alimentan de sangre del huésped

Son más frecuentes si tienes el pelo largo

Se transmiten por contacto y también si compartes material como peines, toallas, almohadas, gorros o a través de superficies que contactan con la cabeza (fómites)

Sobre fómites sólo sobrevive unos cuatro días

El piojo de la cabeza no afecta a las cejas, pestañas u otras zonas pilosas del cuerpo

Los animales no transmiten los piojos, no hacen de vectores, sólo afecta a humanos

Los piojos no siempre pican, se puede tener piojos sin síntomas

Los piojos sobreviven sólo unas horas fuera del huésped

Las lendreras son más eficaces sobre el pelo húmedo

Dónde encontrar liendres en la cabeza
Cómo encontrar el piojo adulto
Dónde encontrar liendres en la cabeza
Cómo encontrar el piojo adulto

3.- ¿Con qué se tratan los piojos de la cabeza?

  • El objetivo es eliminar el piojo y las liendres o huevos. No todos los tratamientos eliminan las liendres por lo que se suele pautar repetir el mismo tratamiento a los 7 a 10 días.
  • Lendrera o peinado adecuado

  • Debe peinarse el pelo con frecuencia, incluso varias veces al día, durante varios minutos. Se puede impregnar la lendrera en vaselina, aceite o vinagre para favorecer su acción de arrastre de los piojos. El peinado debe realizarse hasta que no se observen huevos o liendres.
  • Tratamientos con aire caliente

  • Son eficaces y consiguen matar a la mayoría de los piojos adultos y liendres. Se hace a temperatura de aproximadamente 60 grados durante al menos 30 minutos (2).
  • No se hace en casa con secadores habituales, ya que no alcanzan esa temperatura, se realiza en centros específicos.

  • Tratamientos tópicos

  • Están en el mercado en múltiples presentaciones, como lociones, cremas, geles o champús. Los insecticidas más utilizados en el tratamiento del piojo, así como sus propiedades se resumen en la Tabla II
    (1-3).

TABLA II. TRATAMIENTOS TÓPICOS DE LOS PIOJOS

Tratamiento tópico de los piojos
Tratamiento tópico de los piojos

4.- Y si no responde al tratamiento, ¿puede ser porque no fueran piojos?

Así es, no todo lo que produce picor en el cuero cabelludo son piojos. Lo ideal para el diagnóstico correcto es visualizar las liendres o el piojo. En otras ocasiones la pista la puede aportar el picor en la cabeza en varios convivientes, que es muy sospechoso.

Lo más frecuente es que se confunda con la dermatitis seborreica o caspa o con un eccema del cuero cabelludo.

Otra entidad menos frecuente pero muy superponible son las vainas peripilares, que es la presencia de descamación alrededor del pelo a unos centímetros de la raíz del pelo y puede confundirse con liendres.

En ocasiones el propio tratamiento de los piojos de forma repetida produce dermatitis o eccema en el cuero cabelludo, sin que ya esté presente el parásito, generando dudas de su presencia.

5.- Y si no responde al tratamiento y sigo viendo liendres, ¿por qué puede ser?

  1. 1- No mataste los huevos o liendres y han vuelto a crecer los piojos de nuevo: para ello se repiten los tratamientos a la semana y se utiliza la lendrera hasta arrastrar los huevos.


  2. 2- Reinfección: la transmisión a través de secador, pelo, contacto ha vuelto a hacer llegar los piojos a la misma cabeza. Los fómites se pueden desinfectar abandonándolos más de 4 días sin usarlos o bien lavándolos a más de 50 gramos o con desinfectantes o insecticidas (2). S
    e debe revisar también a los convivientes, a veces no son sintomáticos.

  1. 3- El piojo es resistente: debes cambiar de tratamiento o intentar tratamientos más potentes. La ivermectina oral no está indicada en pediculosis y no es segura en niños menores de 5 años (1). Además, de momento no existen evidencias de su superioridad en el tratamiento de los piojos tanto tópico como oral (4). Se puede combinar el tratamiento tópico con trimetoprim/sulfametoxazol en caso de fracaso del tratamiento tópico.

Lesiones ocasionadas por piojos
Lesiones ocasionadas por piojos
Liendrera
Liendrera

CUADRO RESUMEN 

  • Los piojos o pediculosis es una infestación muy frecuente y que en general se trata en casa por lo que pueden surgir dudas de diagnóstico y de tratamiento.
  • Si diagnóstico es visual, lo más fácil es ver las liendres o los huevos en la zona de la nuca a unos 5 mm de la raíz del pelo.
  • Se trata con insecticidas de diversa eficacia y no es infrecuente que haya resistencias.
  • Es fundamental tratar los huevos, para ello hay que repetir los tratamientos a la semana.
  • Es necesario el peinado, mejor con lendrera y pelo húmedo, debe ser frecuente, especialmente los primeros días de tratamiento.
  • Existen otros medios de tratamiento con aire caliente o aceites vegetales cuya eficacia no ha sido testada aún en ensayos clínicos.
  • La ausencia de respuesta al tratamiento puede ser porque no se haya aplicado correctamente, porque no se hayan tratado los huevos, porque el piojo sea resistente o porque estemos ante otra patología.

Referencias:

  1. De Pablo Márquez B. Actualización en pediculosis capitis. Medicina de Familia 2019; 45: 128-133.
    2. Coates SJ, Thomas C, Chosidow O, Engelman D, Chang AY. Ectoparasites: Pediculosis and tungiasis. J Am Acad Dermatol. 2020; 82:551-569.
    3. Miller H, Trujillo-Trujillo J, Mutebi F, Feldmeier H. Efficacy and safety of dimeticones in the treatment of epdidermal parasitic skin diseases with special emphasis on tungiasis: an evidence-based critical review. Raz Inect Dise 2020; 24: 170-177.
    4.Ivermectin for Parasitic Skin Infections of Lice: A Review of Comparative Clinical Effectiveness, Cost-Effectiveness, and Guidelines. CADTH Rapid Response Report: Summary with Critical Appraisal. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK545892/
Madriderma | Dermatólogo privado Madrid

Suscríbete a mi Newsletter

Únete a nuestra lista de email para recibir los últimos artículos del blog y otras novedades.

Tu suscripción se ha enviado con éxito