DERMATITIS – TIPOS Y TRATAMIENTO

DRA. MONTSERRAT FERNÁNDEZ GUARINO | DERMATÓLOGA EN MADRID

En esta página dedicada a la dermatitis, comparto mi experiencia como dermatólogo al revisar los mejores artículos de los últimos 5 años sobre la patogenia y tratamiento de esta afección cutánea. He procurado simplificar la información para crear un artículo divulgativo con características más avanzadas. Si deseas profundizar, al final del texto encontrarás enlaces a los últimos trabajos. En esta página, descubrirás información valiosa y resumida para comprender la dermatitis.

INDICE DE CONTENIDOS

  1. Dermatitis: Definición y Tipos
    1. Tipos de dermatitis según sus manifestaciones
      1. Dermatitis atópica
      2. Dermatitis de contacto
      3. Dermatitis seborreica
    2. Clasificación de la dermatitis por gravedad
  2. Causas y factores desencadenantes de la dermatitis
  3. Sintomas característicos de la dermatitis
  4. Tratamientos y consejos para la dermatitis
    1. Remedios naturales
    2. Opciones farmacéuticas
    3. Cómo mejorar la vida con dermatitis
  5. Dermatitis y estrés: una relación profunda
  6. Cuidados y productos recomendados en el tratamiento de la dermatitis
  7. Conclusiones
  8. Preguntas y dudas frecuentes sobre la dermatitis

GUÍA COMPLETA DE LA DERMATITIS: de A a Z

 Dermatitis es un término que significa inflamación de la piel. Es necesario comprender correctamente como se produce la dermatitis, así poder aplicar un correcto tratamiento para la dermatitis y evitar las situaciones que la producen.
Clínicamente se manifiesta en forma de eccema, que es un área enrojecida, descamada y que produce picor. Está definición es muy general, ya que existen otras formas de eccema o dermatitis (prurigo, fisuración, liquenificacion) y también se clasifican los eccemas según sus causas.
La dermatitis afecta mucho a la calidad de vida, produce picor, irritación y molestias. Puede dificultar el sueño y afectar a las tareas laborales y cotidianas.
Existen varios tipos de dermatitis, se clasifican según las causas en dermatitis de contacto, atópica, seborreica y de otras causas. La dermatitis seborreica y atópica por su importancia como entidades separadas son objeto de otras entradas completas en está página web. 
Tratamiento dermatitis en madrid

Dermatitis atópica

Enlace al texto completo de la dermatitis atópica, causas, marcha atópica, tratamiento y prevención

Dermatitis seborreica

Enlace al texto completo de la dermatitis seborreica, causas, cuidados de la piel, tratamiento y prevención

Dermatitis: definición y tipos

La dermatitis es etimológicamente la inflamación de la piel.

Se produce por un agente etiológico desencadenante, bien sea alérgico o irritavo que desencadena la reacción inmunitaria mediada por los linfocitos T. Está inflamación produce la liberación de mediadores de la cascada inflamatoria y la aparición de líquido entre las células de la epidermis, en concreto sobre los queratinocitos, que se denomina espongiosis. La espongiosis es el hallazgo histológico característico del eccema y que se traduce en la formación de vesículas.

La inflamación crónica de la piel produce su proliferación y la aparición de engrosamiento de los estratos más superiores de la piel con formación de hiperqueratosis, que se traducen en costras y fisuras.

Explicación detallada de como se produce la dermatitis con inflamación y exudación por dermatologo

En la patogenia de dermatitis se produce una inflamación con la llegada de linfocitos a la unión dermo-epidérmica y liberación de mediadores, que produce la exudación de las células en un proceso que se denomina espongiosis, y finalmente la aparición de vesículas líquido e inflamación en la epidermis

Tipos de dermatitis según sus manifestaciones

1.-  Dermatitis atópica:

La dermatitis atópica es una forma de eccema de causa desconocida. Bueno, cuando un dermatólogo dice de causa desconocida quizá está simplificando para ser entendido, ya que parece que esa causa se refiere a algo externo. Pero la causa de la dermatitis atópica no es externa, sino interna, ya que se conoce que estos pacientes tienen alteraciones en la barrera de la piel, tanto en estructura como en funcionamiento.
La dermatitis atópica en palmas y plantas se denomina eccema dishitrótico.
La dermatitis atópica es de causa multifactorial, y en ella encontramos la interacciónde agentes externos, una predisposición genética y alteraciones estructurales de la piel.
Generalmente la dermatitis atópica debuta en la infancia y mejora con la edad, aunque tenemos formas de debut en edad adulta y también persistencia en la edad adulta.
Está muy de moda el tratamiento para la dermatitis atópica de los niños teniendo en cuenta la «marcha atópica», y las consecuencias de no tratar cada uno de los estadios. La marcha atópica es el conjunto de alteraciones asociadas a la dermatitis en cada edad de la vida, y como los estadios anteriores influyen en el posterior. No es más que el reflejo del conocido eje intestino-piel y su interacción con el ambiente exterior en forma de asma y rinitis.
En el tratamiento para la dermatitis atópica es fundamental enseñar al paciente los cuidados de la piel y a conocer las cremas de uso diario. Los tratamientos clásicos a base de pomadas y cremas antiiflamatorias han sido mejoradas en la última década con la incorporación de cremas «ahorradoras de corticoides» o inhidores de la calcineurina tópicos.
En el caso de la dermatitis atópica severa puede ser necesario el tratamiento oral en forma de pastillas, antiinflamatorias, inmunosupresoras o inmunureguladoras. La reciente incorporación al tratamiento de los nuevos fármacos biológicos para la dermatitis atópica han cambiado sustancialmente la calidad de vida de los pacientes con dermatitis atópica severa y su tratamiento a largo plazo.
Dermatitis atopica sobreinfectada por moluscos contagiosos

En esta imagen se muestra una situación muy frecuente en los pacientes de dermatitis atópica, que es la liquenificación de las flexuras, o la aparición de eczemas en las zonas de flexión de la piel, en este caso, en concreto, el eccema está reagudizado por la sobre infección de moluscos contagiosos. De ahí esa apariencia con la formación de pápulas de eccema agudo.

2.-  Dermatitis de contacto:

La dermatitis por causa externa, es la que denominamos dermatitis de contacto, bien por sustancias que irriten la piel o bien por sustancias a las que el paciente sea alérgico.
Se clasifican en dermatitis de contacto alérgica o irritativa.
La dermatitis de contacto irritativa de las manos es muy típica de pacientes que realizan trabajos con las manos, en ambiente laboral, como por ejemplo ssanitarios, que requieren además lavados frecuentes. Se la denomina de manera tradicional en la dermatología «dermatitis del ama de casa», por su asociación con el lavado frecuente. Se caracteriza por irritación, sequedad e hiperlinealidad de las palmas de las manos. También es típica la dermatitis irritativa en el dorso de las manos en invierno, con el frío y la irritación que produce. Los párpados, la zona peribucal o las aletas nasales son zonas frecuentes también de localización de dermatitis irritativa, por ejemplo, cuando se utilizan cremas con retinoico, glicólico u otros ácidos antiedad.
La verdadera dermatitis de contacto requiere una sensibilización previa a un agente que ha de cumplir unas características químicas determinadas. Pôsteriormente ante el nuevo contacto con el agente la dermatitis reaparece, no de forma aguda, sino que al tratarse de una sensibilidad retardada o celular, tarda unas 72 horas. La dermatitis de contacto se diagnóstica mediante las pruebas del parche o epicutáneas.

En Madriderma Clínica Avanzada disponemos de pruebas epicutáneas o del parche para el diagnóstico de la dermatitis alérgica de contacto

Eccema de contacto por el calzado o dermatitis de contacto

En esta imagen se muestra una situación típica en la que se produce la dermatitis o el eccema de contacto por el calzado. Se produce una liquenificación información de un eccema crónico en ambos dorso de los pies, con fisuración y descamación. En general estos procesos se deben a una sensibilización al cromo presente en el Calzado. El tratamiento consiste en evitar calzado de cuero, que es generalmente el que produce esa sensibilización por los tintes, y realizar pruebas epicutáneas o pruebas del parche para el diagnóstico.

 

3.-  Dermatitis seborreica:

La dermatitis seborreica es una dermatitis muy frecuente en la población general, adultos o niños, en cuero cabelludo o piel de la cara. Se trata de otra dermatosis de “causa desconocida”, es decir por mecanismos internos.
Su denominación de seborreica se debe a su relación con las áreas con alta densidad de glándulas sebáceas como la cara, el cuero cabelludo y la zona del centro del pecho.
Se caracteriza por la aparición de placas anaranjdas con descamación de aspecto graso. La costra lactea o la dermatitis seborreica del lactante es un claro ejemplo de ello.
La dermatitis seborreica tiene un curso crónico y recurrente con episodios de empeoramiento y mejoría. Es fundamental enseñar al paciente los cuidados de la piel y el lavado diario del cuerpo cabelludo con champú adecuado.
En el tratamiento para la dermatitis seborreica se utilizan tratamientos tópicos destinados a disminuir la inflamación, a controlar la colinización por hongos y a modular la respuesta inmune de la piel con imnunomoduladores tópicos.
Dermatitis del pañal por dermatologo

En esta imagen nos muestra una dermatitis irritativa del pañal, una situación muy frecuente de la dermatitis de contacto. En este caso, la irritación producida por la orina más la oclusión del pañal hace que en pacientes sensibles aparezca este eccema o dermatitis en la zona afectadas. Se diferencia fundamentalmente de los hongos, en la no afectación del pliegue que queda respetad. El tratamiento consiste en cremas antiinflamatorias, prescritas por el Dermatologo, en ocasiones hay que cubrir los hongos, y en la prevención mediante cremas barrera del pañal.

 

Clasificación de la Dermatitis por su gravedad: aguda o crónica y formas clínicas

Clasificar los eczemas puede resultar desafiante y motivo de debate, ya que suele basarse en la causa y la presentación clínica específica. Sin embargo, otra manera de categorizarlos es por el tiempo de aparición y su desarrollo.
Esta clasificación se divide en eczemas agudos, subagudos y crónicos, centrándose en el periodo de aparición de la afección. Si bien esta clasificación no revela la causa exacta, ofrece una perspectiva sobre la intensidad y la duración de los eczemas. Los eczemas agudos surgen rápidamente, presentándose con áreas rojas, hinchazón y vesículas que pueden liberar líquido y luego sanar con costras, descamación y fisuras, lo que define la fase subaguda del eczema.
Por otro lado, el eczema crónico se manifiesta con lo que los dermatólogos denominan «liquenificación», que implica un engrosamiento notable de la piel, especialmente en los pliegues, acompañado de fisuras, eritema y una marcada hiperlinearidad. Sin embargo, esta clasificación no diferencia los síntomas comunes a todas las fases, como el picor y la sensación de escozor.
Es fundamental entender que esta clasificación por tiempo y desarrollo de la afección nos proporciona un panorama general de cómo evolucionan los eczemas, pero no necesariamente identifica la causa subyacente ni la gama completa de síntomas asociados. Consultar con profesionales de la salud es crucial para un diagnóstico preciso y un adecuado tratamiento para la dermatitis y los eczemas, independientemente de su fase de presentación.
Tratamiento para la dermatitis

Placas inflamadas, con fisuración en las manos de un paciente con eccema crónico. Las fisuras en las manos son muy limitantes y produce mucho dolor en los pacientes que sufren dermatitis en las mano. Requieren un abordaje aparte con cremas especiales tanto de tratamiento como de protección de la piel.

Causas y Factores Desencadenantes de la dermatitis

Cuando la piel se inflama y se produce una dermatitis existen varias posibles causas, desde factores genéticos a desencadenantes ambientales.

La dermatitis es una afección de la piel que puede desencadenarse por una variedad de factores, con influencia destacada de la genética. La predisposición a desarrollar dermatitis puede estar relacionada con la herencia genética y el tipo de piel que se posee. Aquellas pieles más susceptibles, como las secas, sensibles o finas, son más propensas a experimentar esta afección.

Se ha observado una mayor incidencia de dermatitis entre familiares cercanos, sugiriendo un componente genético en su desarrollo. Investigaciones han apuntado hacia posibles mutaciones en proteínas cutáneas como las filagrina, las cuales podrían desempeñar un papel crucial en este proceso.

Los factores ambientales también tienen un impacto significativo en los brotes de dermatitis. La falta de hidratación de la piel, la pérdida de agua a través de la barrera epidérmica y la exposición a sustancias irritantes son desencadenantes comunes. Los climas invernales, el calor excesivo y ambientes secos pueden exacerbar los síntomas.

Ciertos productos y situaciones aumentan el riesgo de desarrollar dermatitis. El contacto frecuente con productos de limpieza como lejías y jabones, el lavado repetido de manos, el uso de guantes que generan fricción, así como la aplicación de geles hidroalcohólicos, son desencadenantes habituales. Además, aquellos que trabajan con aceites de corte o en industrias con exposición a ciertos químicos tienen mayor probabilidad de padecer dermatitis, ya sea de tipo irritativo o alérgico por contacto.

Es crucial entender cómo estos diversos factores interactúan para prevenir y controlar la dermatitis. La combinación de predisposición genética, factores ambientales y exposiciones específicas puede desencadenar esta afección cutánea, por lo que es importante tomar precauciones y cuidar la piel para minimizar su impacto. Siempre se recomienda consultar con profesionales de la salud para adecuados diagnóstico y tratamiento para la dermatitis.

Imagen de un eccema irritativo de párpados seleccionada por la dra fez guarino dermatóloga y profesora acreditada de medicina

El eccema o la dermatitis del párpado es muy frecuente. Suele ser de contacto y estar causada por irritación, ya que es una zona muy expuesta y además en la que en ocasiones podemos poner cosméticos. Sería por tanto una dermatitis de contacto irritativa. En ocasiones se produce una dermatitis de contacto alérgica por cremas que utilicemos, como por ejemplo los contornos de ojos, o por algún maquillaje. También es una zona frecuente de dermatitis pasiva o dermatitis transportada causada por el esmalte de las uñas.

Síntomas Característicos de la Dermatitis

La dermatitis se manifiesta a través de una serie de síntomas que son característicos y comunes en quienes padecen esta afección cutánea. Se presentan placas o áreas de piel enrojecida, claramente delimitadas, inflamadas y con fisuras, acompañadas de una sensación de escozor y sequedad.

En casos más agudos, la dermatitis puede desarrollar vesículas, grietas e incluso exudación de líquido a través de la piel. El prurito (picazón) y la irritación se intensifican ante la exposición a agentes irritantes, como el agua o jabones suaves.

La dermatitis puede desencadenar molestias adicionales con la oclusión, la hidratación con cremas, la exposición al sol o al sudor, generando picor y una sensación de incomodidad.

Es crucial reconocer los signos tempranos de la dermatitis, ya que en sus fases iniciales puede manifestarse simplemente como una sequedad persistente que no responde adecuadamente a las cremas comunes. En estos casos, el inicio precoz de tratamientos para la dermatitis con cremas antiinflamatorias o inmunomoduladoras tópicas es fundamental para detener su progresión y prevenir la aparición de síntomas más graves.

En algunos pacientes, si no recibe tratamiento para la dermatitis, la intensa fisuración de la piel puede propiciar infecciones como erisipela o celulitis. Es importante ser cauteloso, ya que la piel fisurada altera la barrera cutánea y las defensas del organismo ante agentes externos. Descuidar el tratamiento puede desencadenar complicaciones que afecten la integridad y la salud de la piel. Es esencial buscar atención médica ante los primeros signos de dermatitis para un abordaje adecuado y prevenir posibles complicaciones.

Imagen creada por la mejor dermatóloga de madrid para representar el estado inicial de un eccema, se llama eccema craquelado o pre-eccema

El eccema seco o eccema craquelado se caracteriza por la fisuración de la piel. Es un paso anterior a mayores estadios de inflamación en el eccema o la dermatitis

Imagen de un anciano con un eccema seco por dermatologo

En esta imagen muestra un eccema seco, también llamado eccema xerótico, es más frecuente en los ancianos por la pérdida de agua y grasa de la piel.Se caracteriza por la descamación fina y el aspecto craquelado de la piel que predispone al desarrollo de futuros estadios superiores de inflamación o eczemas verdaderos. Se debe prevenir esta situación con hidratación de la piel.

Eccema, dermatitis infectada

En esta imagen se puede apreciar un eccema o dermatitis que ha sido rascado produciendo una costra central que ha provocado una infección de la piel en sus partes profundas que denominamos celulitis. En este caso el tratamiento ya no se centra solo en la dermatitis con cremas para disminuir la inflamación de la piel, sino que además hay que cubrir las bacterias implicadas en el proceso, puesto que la pieza infectado.

Tratamientos y Consejos para la Dermatitis

Remedios naturales como tratamiento para la dermatitis

Tratar la dermatitis implica considerar distintos enfoques, desde métodos farmacéuticos recetados por dermatólogos hasta alternativas naturales.

Como dermatóloga especialista en dermatitis, mi recomendación para la prevención utilizando métodos naturales es emplear sustancias emolientes y grasas libres de perfumes y aceites. Es esencial tener en cuenta que lo natural no siempre es lo más adecuado, ya que algunos perfumes pueden causar sensibilización en la piel.

En términos generales, los dermatólogos suelen recomendar el uso de vaselina o petrolato, en formato sólido o líquido, para hidratar la piel, especialmente durante la noche. Estos productos no suelen causar sensibilidad en la piel, alergias ni irritación, aunque pueden dejar una sensación pegajosa.

Otras alternativas incluyen la manteca de karité, el aceite de coco, la rosa mosqueta, el aceite de oliva y otros aceites vegetales. A pesar de ser naturales, no garantizan la no sensibilización de la piel.

El aloe vera es comúnmente utilizado por los pacientes, pero se debe emplear con precaución. Aunque posee propiedades astringentes y antiinflamatorias, puede no ser lo suficientemente hidratante para tratar la dermatitis.

Es importante recordar que cada piel es diferente y puede reaccionar de manera única a los distintos tratamientos naturales. Recomiendo siempre realizar pruebas de sensibilidad y consultar con un dermatólogo antes de comenzar cualquier tratamiento, especialmente si se trata de métodos naturales para tratar la dermatitis.

Eliminar el jabon o los geles es una forma natural de prevenir la dermatitis pero no siempre es posible, ya que tenemos que limpiar la piel.

En esta imagen la mejor dermatologa de madrid represento la utilidad de los aceites vegetales sencillos en las pieles sensibles ya que no escuecen

Opciones farmacéuticas de tratamiento para la dermatitis

En el mundo de las cremas hidratantes para pacientes con dermatitis, nos sumergimos en un mercado extenso y diverso. En un reciente blog, exploré este tema debido a la amplia gama de necesidades que estos pacientes presentan, requiriendo cremas diarias especialmente formuladas para ellos.

Las cremas ideales para quienes padecen dermatitis son aquellas que minimizan o no contienen perfumes ni conservantes, manteniendo su formulación lo más simple posible en estos aspectos.

Las estrategias de hidratación para la piel con dermatitis son diversas, centrándose en ceras, humectantes, con glicerol, ceramidas, factores de hidratación, aceites y componentes capaces de retener agua, sin tener una acción intensa sobre la descamación de la piel. Ingredientes como urea en dosis bajas o ácido láctico pueden ser útiles en este sentido.

El tipo de vehículo utilizado en las cremas también juega un papel crucial. Las cremas más efectivas para la dermatitis suelen ser untuosas, más pegajosas y grasosas, aunque algunos pacientes pueden no tolerarlas bien. También hay informaciones o cremas más ligeras y fáciles de extender que pueden ser adecuadas para ciertos individuos.

Es fundamental reconocer que cuando nos enfrentamos a una dermatitis en estado inflamatorio franco, las cremas hidratantes podrían no ser efectivas. Sin embargo, el mercado ha comenzado a ofrecer cremas con acciones intensivas que buscan mejorar eczemas en estados previos a la inflamación. Estas cremas o geles pueden ayudar a restablecer la piel a su estado basal, pero es importante señalar que en casos de eczemas establecidos, estos productos podrían resultar ineficaces, y se requerirá el tratamiento prescrito por un dermatólogo para su manejo adecuado.

La diversidad de cremas disponibles ofrece opciones para diversos tipos de piel y condiciones, pero es esencial comprender la naturaleza de la dermatitis específica antes de seleccionar un producto. Siempre se recomienda consultar con un profesional de la salud, especialmente en casos de dermatitis más severa o en etapas avanzadas.

En esta imagen la mejor dermatóloga de madrid que soy yo representa una crema de corticoides aplicada en un eccema, son el tratamiento médico de primera linea

Cómo mejorar la vida con dermatitis

Gestionar la vida con dermatitis presenta desafíos, especialmente cuando afecta áreas críticas como las manos, teniendo un impacto significativo en la calidad de vida.

Desde mi experiencia como dermatóloga especializada en dermatitis, es fundamental que los pacientes reconozcan los signos tempranos de inflamación cutánea para actuar rápidamente mediante la hidratación. En estos casos, el uso de cremas de tratamiento para la dermatitis con menor potencia es clave para abordar la situación.

Es esencial explicar a los pacientes que el tratamiento para la dermatitis requiere continuidad. Las cremas deben aplicarse al menos dos veces al día durante una semana para obtener mejoras, y en casos más severos, pueden ser necesarias de 2 a 3 semanas para observar resultados significativos.

Es crucial transmitir a los pacientes que interrumpir el tratamiento para la dermatitits prematuramente, al ver mejorías superficiales en la piel, no significa que la dermatitis esté desapareciendo por completo, sino que puede estar parcialmente tratada.

El uso de cremas barrera debe ser cuidadoso, especialmente al aplicarlas por la noche. A pesar de su beneficio, estas cremas pueden provocar una oclusión excesiva en la piel, lo que puede obstaculizar la mejoría de la dermatitis.

La utilización de guantes es una medida muy útil, sobre todo para aquellos que realizan trabajos manuales y en situaciones donde hay exposición a productos irritantes. Asimismo, usar guantes para protegerse del frío es esencial en casos de dermatitis por el frío, así como en dermatitis alrededor de los párpados y la boca en niños pequeños. Reconocer y actuar tempranamente en estos casos favorece notablemente la mejoría.

En resumen, la gestión efectiva de la dermatitis implica no solo la aplicación adecuada de tratamientos para la dermatitis y cremas, sino también el reconocimiento temprano de los signos de inflamación y la adopción de medidas preventivas, como el uso de guantes, para minimizar su impacto en la vida diaria.

Dermatitis y estrés: Una Relación Profunda

La interrelación entre la dermatitis y el estrés refleja una conexión profunda en el organismo.

El estrés, conocido por su capacidad para desencadenar inflamación, desempeña un papel crucial en la respuesta del cuerpo ante situaciones agudas. Esto se manifiesta mediante la liberación de hormonas como el cortisol y otros factores proinflamatorios que, en pacientes susceptibles, pueden repercutir en la piel.

En mi experiencia diaria como dermatóloga especializada en dermatitis y otras afecciones cutáneas, he observado esta estrecha relación. Los pacientes pueden identificar claramente cómo su dermatitis se ha visto influenciada por situaciones estresantes, ya sea estrés familiar, eventos emocionales intensos o tensiones laborales.

Esta conexión tiene raíces profundas, ya que durante el desarrollo embrionario, tanto la piel como el sistema nervioso y el sistema inmunológico derivan de la misma capa embrionaria. Es plausible que esta conexión se mantenga a lo largo de la vida adulta.

Aunque no está claro si la ausencia de estrés implica la ausencia de dermatitis, es innegable que los pacientes con esta afección sufren de estrés, creando un ciclo perjudicial. El malestar causado por el picor, la incomodidad y la falta de sueño genera ansiedad y estrés, lo que a su vez puede exacerbar los síntomas de la dermatitis.

Se han llevado a cabo estudios que demuestran que estrategias como la meditación, la relajación, el yoga, ejercicios suaves, baños relajantes o la música pueden reducir el estrés en pacientes con dermatitis. Estas prácticas pueden ser estrategias efectivas para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de quienes padecen esta afección cutánea.

En esta imagen, la mejor dermatologa de madrid, que soy yo, he tratado de representar cómo el estrés afecta a los pacientes con dermatitis. Lo vemos frecuentemente en la consulta como factor agravante

Cuidados y Productos Recomendados en el Tratamiento para la Dermatitis

En el mercado actual, encontramos una amplia gama de productos destinados a aliviar a pacientes con dermatitis. En general, es recomendable buscar aquellos que estén etiquetados como hipoalergénicos y diseñados específicamente para dermatitis, dermatitis atópica o piel sensible.

En el ámbito de la hidratación, tradicionalmente se han utilizado productos como la vaselina o el petrolato, conocidos por proporcionar hidratación sin añadir perfumes. Su forma líquida garantiza una tolerancia máxima, siendo ideales durante brotes en los que la piel es especialmente sensible.

Entre las opciones clásicas, la famosa Nivea de la lata azul ha sido una elección que rara vez decepciona.

Las estrategias de hidratación se centran en proporcionar ceramidas para fortalecer la piel, incorporar el factor natural de hidratación, con glicerol y utilizar sustancias que retienen agua para suavizar la piel. Estas últimas incluyen ingredientes como urea, ácido salicílico y láctico, aunque concentraciones altas pueden no ser adecuadas para pieles sensibles o con dermatitis.

Es fundamental identificar la estrategia más efectiva para cada paciente y seleccionar las cremas específicas dentro de cada grupo, ya que son fácilmente accesibles en el mercado.

En cuanto al cuidado durante la ducha, se suelen preferir jabones que no contengan jabón, como los limpiadores syndet o los aceites de ducha. Estos productos respetan el pH natural de la piel, no comprometen la barrera epidérmica y evitan resecar la piel.

Para el cuidado del cuero cabelludo en casos de dermatitis, rompemos el mito de no lavar el cabello a diario. En situaciones de inflamación, la eliminación de escamas y el lavado diario pueden ser muy beneficiosos. A falta de hidratantes específicos para el cuero cabelludo, a menudo recomendamos la aplicación de aceite de oliva u otros aceites vegetales como el de rosa mosqueta o coco antes de la ducha para luego retirarlo y mantener el cabello limpio.

En lo referente al cuidado específico de las manos, la hidratación nocturna con cremas reparadoras es especialmente efectiva, ya que durante la noche, nuestras manos no estarán en actividad. En el enlace proporcionado arriba, se puede encontrar información detallada sobre cómo utilizar estas cremas de tratamiento para la dermatitis de forma óptima.

Existen cremas y espumas diseñadas para crear un efecto de guante en las manos, protegiéndolas cuando se aplican sobre la superficie limpia. Este tipo de productos es útil, por ejemplo, antes de iniciar un trabajo que requiera lavados frecuentes de manos, como en el caso de profesionales sanitarios o quienes manipulan productos de limpieza. No obstante, en situaciones intensivas de limpieza, lo más recomendable sigue siendo el uso de guantes protectores.

Estas espumas o cremas con efecto guante también pueden emplearse debajo de guantes convencionales, proporcionando una capa adicional de protección.

Otra alternativa son los guantes protectores fabricados con algodón u otros tejidos especialmente diseñados para mejorar la dermatitis, los cuales pueden usarse debajo de los guantes de trabajo.

En casos de dermatitis más extensas, se recomienda elegir ropa cómoda y holgada fabricada con algodón u otros tejidos especiales en el tratamiento para la dermatitis. También se pueden usar calcetines para aplicar tratamientos oclusivos en manos y pies si la dermatitis afecta las palmas o las plantas de los pies.

Es importante prestar atención a la elección de sábanas confortables, ya que el momento ideal para hidratar la piel es antes de irse a la cama. Este cuidado adicional ayuda a mantener la piel hidratada durante la noche, permitiendo una recuperación efectiva.

En esta imagen quiero representar cómo los geles hidratantes deben seleccionarse en pacientes con dermatitis para no dañar la barrera epidérmic

Conclusiones sobre la Dermatitis 

La dermatitis es una afección común de la piel y un término ampliamente utilizado en dermatología para describir la inflamación cutánea de origen diverso.

Esta condición suele manifestarse en áreas de piel sensible que reaccionan a ciertos desencadenantes, como el estrés, la irritación o la exposición a sustancias alérgicas, generando inflamación en esas zonas.

Los síntomas característicos de la dermatitis incluyen picor, escozor, fisuras e incluso en algunos casos la formación de ampollas en la piel.

Desde mi perspectiva como dermatólogo especializado en dermatitis, uno de mis mayores desafíos es educar a los pacientes sobre la prevención de esta afección y aconsejarles sobre el uso adecuado de cremas y métodos para proteger la piel, como el empleo de guantes. Además, destaco la importancia de combinar tratamientos con el uso adecuado de cremas antiinflamatorias, las cuales suelen aplicarse dos veces al día durante un periodo determinado.

En mi experiencia, existen numerosos productos disponibles en el mercado, y como dermatóloga, puedo recomendar cuál es más adecuado para cada paciente y en qué momento de la inflamación de la piel es más conveniente su uso.

Considero crucial proporcionar educación y orientación a estos pacientes, brindándoles información clara y precisa sobre cómo prevenir la dermatitis y cómo aplicar el  tratamientos para la dermatitis y productos recomendados de manera efectiva. Esta educación por parte del médico juega un papel fundamental en el manejo exitoso de la afección cutánea.

Los profesionales sanitarios tenemos que realizar lavado frecuente de manos, aplicar geles hidralcoholicos y desinfectantes y llevar guantes, lo que nos hace un gremio predispuesto a tener dermatitis de las manos
La dra fernández-guarino, la mejor dermatóloga de madrid, selecciona preguntas frecuentes escritas por ella misma para sus pacientes

Preguntas y Dudas Frecuentes Sobre la Dermatitis 

¿La dermatitis tiene que ver algo con mi perro?

En general no, se debe más a un tipo de piel reactiva ante un estimulo concreto. Puede ser que seas alérgico al epitelio de tu perro, en este caso no se produce una dermatitis, que es un cuadro de hipersensibilidad retardada, sino cuadros de reactividad más aguda, como asma, rinitis o urticaria en la piel

¿Por qué producen dermatitis los pendientes o anillos de bisuteria?

La alergia a pendientes, anillos o colgantes de bisutería es una de las alergias más comunes en la población en general. Sin embargo, es interesante notar que esta reacción alérgica no ocurre cuando las joyas son de alta calidad, como aquellas fabricadas con plata o oro.

Esta peculiaridad se debe a que uno de los alérgenos más frecuentes en la población es el níquel, seguido por el cromo. La bisutería, al estar compuesta por aleaciones y mezclas de estos metales, puede desencadenar estas reacciones alérgicas.

Lo curioso de esta alergia es que no se manifiesta de forma inmediata, lo que la convierte en uno de los ejemplos más distintivos y conocidos de dermatitis por un efecto tardío.

En el caso de la dermatitis causada por alergia al níquel o a las bisuterías, los síntomas suelen aparecer entre 48 a 72 horas después de estar en contacto con la piel. Esta diferencia temporal resalta frente a lo que llamamos hipersensibilidad aguda o inmediata, que se manifiesta, por ejemplo, en forma de urticarias, como ocurre en alergias al contacto con ciertos animales, como los perros, que pueden desencadenar dermatitis.

¿ Cómo es la dermatitis de las peluqueras?

Las peluqueras son un colectivo propenso a padecer dermatitis debido a diversas razones.

En primer lugar, están constantemente manejando productos cosméticos que pueden resultar irritantes para la piel de las manos, las cuales a menudo permanecen húmedas. Esta exposición constante puede ser suficiente para desarrollar una dermatitis por irritación.

Además, los tintes para el cabello contienen una sustancia llamada parafenilendiamina (PPD), que ha sido prohibida en algunos países europeos debido a su potencial alergénico. Aunque en España aún no está prohibida debido a un menor índice de contacto en la población, la PPD es un agente alergénico común que puede provocar alergia en personas expuestas, como las peluqueras que tienen mayor contacto con este químico por el uso frecuente de tintes oscuros.

Las peluqueras no solo están más expuestas a la PPD, sino que también tienen mayor riesgo de sensibilización o alergia debido al constante contacto con líquidos y productos cosméticos, manteniendo sus manos en un estado húmedo con regularidad.

Esta combinación de factores hace que las peluqueras sean más susceptibles a desarrollar dermatitis, ya sea por irritación o por reacciones alérgicas a sustancias presentes en los productos con los que trabajan a diario.

Tengo un bebé con dermatitis atópica, ¿siempre va a tener dermatitis? ¿Cuando se cura?

La dermatitis atópica suele manifestarse en los primeros meses o años de vida, lo que a menudo lleva a que las madres se preocupen y busquen orientación en consulta. Sin embargo, una vez que se comprende cómo manejarla, en la mayoría de los casos esta afección tiende a ser leve y mejora con el tiempo a medida que el niño crece.

Aunque es una enfermedad que tiende a desaparecer con la edad, es común que persista la tendencia a desarrollar eczemas, irritaciones cutáneas o dermatitis, así como a tener una piel sensible. Sin embargo, esta reactividad suele disminuir a medida que avanza el tiempo.

En consecuencia, es poco común que se presenten formas severas de dermatitis atópica en adultos.

¿Cual es la mejor crema para la dermatitis?

Como dermatóloga especializada en dermatitis, considero que la mejor crema para tratar esta afección es aquella que no provoque escozor ni molestias al paciente, y que se ajuste a sus necesidades específicas.

Las estrategias de hidratación son variadas, y personalmente, encuentro efectivas las estrategias que emplean glicerol, ceramidas y agentes hidratantes naturales como la manteca de karité, el aceite de rosa mosqueta y otros aceites vegetales. Estas estrategias suelen ser muy beneficiosas.

Además, es crucial adaptar el momento y la forma de hidratación para cada paciente, así como combinar la hidratación con el uso de cremas o tratamientos específicos para la dermatitis. La elección del vehículo, es decir, la textura o formato de la crema, también juega un papel importante en el tratamiento.

Existen diversas formas de hidratar la piel, desde sprays, cremas, lociones, hasta geles para aplicar en la ducha, y se puede variar su aplicación tanto en horarios matutinos como nocturnos, adaptándolos a las necesidades individuales de cada persona.

¿Cómo se cura la dermatitis?

La dermatitis puede tratarse eficazmente con medicamentos específicos, principalmente cremas antiinflamatorias que se aplican dos veces al día hasta que las lesiones cutáneas se resuelvan por completo.

El tiempo necesario para la resolución de las lesiones varía considerablemente, dependiendo del tipo y la ubicación de las mismas. Un eccema agudo y extenso puede tardar hasta dos semanas en sanar, mientras que lesiones más pequeñas pueden mejorar en cuestión de días. Además, la ubicación juega un papel relevante; por ejemplo, los eczemas en el rostro o en el cuello tienden a responder más rápidamente con un tratamiento para la dermatitis en comparación con aquellos en las manos, pies o piernas.

Es importante destacar que estos medicamentos requieren prescripción médica y es fundamental acudir a la consulta del dermatólogo para su utilización. Son tratamientos muy efectivos para controlar los brotes de dermatitis.

Aunque estos tratamientos pueden curar los brotes de dermatitis, la tendencia de la piel a reaccionar a los irritantes, mostrando una respuesta inflamatoria, puede persistir. Por este motivo, en la consulta dermatológica se brindará orientación sobre cómo prevenir y tratar los brotes de manera temprana para evitar que se agraven. La educación y el manejo preventivo son elementos esenciales para reducir la gravedad y la recurrencia de los brotes de dermatitis.

¿Cuanto tarda en curar una dermatitis?

La duración para la cura de una dermatitis varía según el tipo de afección, la crema utilizada en el tratamiento para la dermatitis y la ubicación de la misma en el cuerpo.

Los eczemas agudos tienden a responder más rápidamente, pudiendo sanar en un lapso de 7 a 10 días, mientras que los eczemas crónicos pueden requerir hasta dos o tres semanas para mostrar mejoría significativa.

La localización de la dermatitis también influye en el tiempo de recuperación. Las áreas de piel más gruesa, como las palmas de las manos, las plantas de los pies, los codos o las rodillas, pueden tardar más en responder al tratamiento. Por otro lado, zonas como la cara o el cuero cabelludo, donde la piel es más delgada, tienden a responder más rápidamente.

Las cremas de tratamiento para la dermatitis prescritas por dermatólogos para reducir la inflamación son el enfoque principal para tratar la dermatitis establecida. Se aplican dos veces al día y representan el tratamiento clásico y primordial para esta afección cutánea.

Además de las cremas antiinflamatorias, existen alternativas como las cremas inmunomoduladoras, también sujetas a prescripción médica, que pueden ser consideradas en determinados casos por el dermatólogo. Estas cremas ofrecen otra opción terapéutica para el manejo de la dermatitis.

¿Cual es el mejor especialista para tratar una dermatitis?

El dermatólogo es el mejor especialista en el tratamiento de la dermatitis.

Nuestra especialidad abarca el abordaje integral de todas las formas de dermatitis, desde su diagnóstico hasta la identificación de sus causas, el diseño de tratamientos específicos y la prescripción de medicamentos o productos dermatológicos adecuados.

En algunos casos, aunque el dermatólogo sea el especialista principal, podemos colaborar con otros profesionales de la salud. Por ejemplo, trabajamos en conjunto con alergólogos para llevar a cabo pruebas avanzadas y específicas de alergia en pacientes que podrían presentar una dermatitis asociada a alergias, o en aquellos casos en los que la dermatitis forma parte de un cuadro clínico más complejo. Además, en ocasiones colaboramos con otros especialistas para ajustar tratamientos, especialmente cuando se utilizan pastillas o medicación más compleja para el tratamiento de la dermatitis.

Nota de la A: Este texto dedicado a la Dermatitis y sus imagenes han sido creados por la Dra Fernández Guarino, dermatóloga y creadora de Madriderma. Es profesora acreditada de grado en Medicina. La página ha sido actualizada en Diciembre del 2023.

Conoce nuestro Equipo de Dermatólogos Madriderma

Doctores-equipo-madriderma-min
Nuestra máxima es ofrecerte el mejor tratamiento que necesitas para mejorar tu piel

Somos un equipo de dermatólogos expertos  con una larga trayectoria profesional

  • Dra Montserrat Fernández-Guarino
  • Dr Pablo Fonda Pascual
  • Dra Ana Fernández-Tresguerres
  • Dra Susana Urrutia Hernando

 

SERVICIOS MADRIDERMA CLÍNICA DE DERMATOLOGÍA AVANZADA

Dermatologo privado en madrid consulta presencial y de urgenncias

Consulta Presencial y Dermatólogo de Urgencias en Madrid

Dermatologo consulta online

Consulta con Dermatólogo Online: Videoconsulta y Mensajería

Dermatologo privado a domicilio en madrid

Dermatólogo Privado a Domicilio en Madrid

Puedes consultar nuestras Agendas y Reservar Directamente tu Cita

Reservar cita
Reserva de cita presencial online madriderma clinica avanzada de madrid
Madriderma dermatologos privados en madrid

Selecciona Servicio, Especialista, Fecha y Hora

También puedes Contactar con Nosotros: Contacto Madriderma

Dermatologos privados en madrid telefono

673537795

L a V de 9h00 a 21h00

S de 9h00 a 14h00

Clinica dermatologia avanzada de madrid

673537795

Tardes de 16h00 a 20h00

Madriderma dermatologo privado en madrid mail

info@madriderma.com

Respondemos en unas horas

Madriderma formulario de contacto dermatologo privado en madrid

Formulario de Contacto

BLOG – ÚLTIMAS ENTRADAS
error: Content is protected !!
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?