ÁNGEL LUIS

PENFIGOIDE AMPOLLOSO

INICIO:

Hace aproximadamente dos años, comencé a sentir fuertes picores en todo el cuerpo, sin señales externas.

Por mi cuenta procedí a comprar cremas hidratantes y para pieles atópicas en supermercados. Compruebo que no dan ningún resultado y decido acudir a médicos especialistas en Dermatología.

PROCESO:

Les pasa lo mismo que a mí, sin señales externas y a pesar de hacerme biopsias y analíticas de sangre me cambian repetidamente a distintas cremas de farmacia.

Al poco tiempo comienzan a aparecer lesiones por todo el cuerpo, y el picor aumenta mucho. Me vuelven a realizar pruebas (biopsia, analíticas y cultivos y continua la situación exactamente igual, limitándose a cambiar repetidas veces de cremas, mas enfocadas a aliviar el picor, su efecto no soluciona nada, también me pautan antihistamínicos y psicofármacos para conseguir poder dormir alguna hora, el picor era insoportable.

En esta situación me empiezo a dirigir a Dermatólogos de los que llaman de primer nivel, incluso alguno por privado y siendo los máximos responsables del Servicio de Dermatología de afamados Hospitales de Madrid. Comienzan a darme otros diagnósticos, Poroqueratosis Actínica, Psoriasis y comienzan a darme sesiones de Radiaciones Puva y vuelta a cambiar de cremas. Este tratamiento empeora, si cabe aún mas, la apariencia de las lesiones y sus insoportables picores. De la cabina de Radiación Puva, salía a los pocos minutos, se me hacían eternos, porque segundo a segundo cada vez estaba peor.

Llegué a visitar a once Dermatólogos/as con los resultados ya descritos.

Empecé a plantearme que estaba condenado a convivir con una enfermedad que no era mortal, pero que no dejaba vivir. No sé qué era peor.

DESENLACE:

Como no tenía nada que perder, dada la situación en la que me encontraba, cambie la táctica, me olvide de las Grandes Figuras de la Dermatología y acudí a la primera Dra. para la que me dieron cita en el HOSPITAL DE LA ZARZUELA, fue atendido por la Dra. en dermatología:

MONSERRAT FERNÁNDEZ GUARINO

Bendita la hora en la que fui maravillosamente atendido, en todos los sentidos; cercanía, empatía, conocimientos a pesar de lo joven que es, y un largo etcétera altísimamente positivo.

Era la dermatóloga número doce que visitaba.

Nada mas relatarle la experiencia de las once especialistas que le habían precedido, desestimó los diagnósticos anteriores e inicio otro camino totalmente distinto, me anticipó lo que podría ser y me realizó infinidad de pruebas; varias muestras de biopsias, analíticas muy complejas, Tac de tórax y abdomen….

Los resultados de estas pruebas le daban la razón a lo que había intuido en la primera visita, tratándose de un problema dermatológico, al parecer no muy común:

PENFIGOIDE AMPOLLOSO EN FASE PREAMPOLLOSA.

Me pautó el tratamiento adecuado, haciéndome seguimiento cada siete días, y en este momento estoy prácticamente curado a falta de pequeños flecos. Sin picores, pudiendo vivir.

Si algunos Dermatólogos se les llama de Primer Nivel, esta doctora es de PRIMERA ESPECIAL.

¡MUCHAS, MUCHAS GRACIAS!

Angel Luis

Paciente con penfigoide ampolloso en fase preampollosa

Tratamientos | Madriderma

 

Dermatología clínica

Diagnóstico y tratamiento de enfermedades de la piel en adultos y niños

Dermatología estética

Tratamientos faciales y corporales para el cuidado y rejuvenecimiento de la piel

Especialidades

Áreas de alto grado de especialización de la Dra. Fdez Guarino

Dermatólogo de urgencias

Atención inmediata en Madrid, sin necesidad de cita previa

Contacto / Citas

Privacidad

Madriderma | Dra. Fernández Guarino

Calle Bardegueral 11. 28023, Madrid (Aravaca)

Consulta privada presencial y a domicilio

}

Martes y jueves: 17:00 - 20:00

Pincha aquí para reservar cita desde Doctoralia

info@madriderma.com

673 537 795

Consulta online: vídeo, mensajería 24h, recetas e informes