Descubre la Manteca de Karité: el oro de la cosmética natural

por | Abr 26, 2024 | Información general

Introducción

La manteca de karité, un elixir derivado de las profundidades de África, ha trascendido siglos, consolidándose como un componente esencial en el arsenal del cuidado de la piel y el cabello contemporáneos.

La manteca de Karité se usa desde el antiguo Egipto y sigue siendo en el momento actual, un componente indispensable en nuestra cosmética actual.

En esta entrada en mi blog te descubro la manteca de karité, revelando su rica historia, sus propiedades, y su omnipresencia en la cosmética moderna, desde humildes bálsamos labiales hasta lujosas cremas hidratantes.

Origen y Extracción de la Manteca de Karité

El origen de la manteca de karité se remonta a los paisajes de África, donde el árbol de karité (Vitellaria paradoxa) crece de forma silvestre en la franja del Sahel, abarcando desde Senegal en el oeste hasta Sudán en el este. Este árbol majestuoso, cuyas raíces se hunden profundamente en la historia y la cultura africanas, es especialmente venerado por sus frutos, de los cuales se extrae la valiosa manteca de karité.

La recolección de las nueces de karité es una actividad tradicionalmente llevada a cabo por mujeres, pasando los conocimientos y técnicas de generación en generación. Este proceso comienza con la recolección manual de los frutos caídos, que se realizan respetando el ciclo natural del árbol, generalmente entre junio y agosto. Una vez recolectados, los frutos se despojan de su pulpa exterior para revelar la nuez, que contiene la semilla rica en grasa de donde se obtiene la manteca.

La extracción de la manteca de karité implica varios pasos. Primero, las nueces se secan al sol y luego se trituran para romperlas, facilitando la separación de las semillas internas. Estas semillas se tuestan y muelen hasta obtener una pasta gruesa, a la que se añade agua para ayudar a liberar la grasa. La mezcla se amasa y se hierve, permitiendo que la grasa pura de karité se eleve a la superficie, desde donde se recoge.

Una vez solidificada, esta grasa se somete a un proceso de purificación que puede variar desde métodos tradicionales, como la decantación y filtración, hasta técnicas más modernas que aseguran la eliminación de impurezas, conservando las propiedades naturales de la manteca. El resultado es una manteca de karité cruda, rica en nutrientes y con una multitud de aplicaciones terapéuticas y cosméticas.

La manteca de karité no solo es apreciada por sus beneficios para la piel y el cabello, sino que también desempeña un papel en la economía de muchas comunidades africanas, proporcionando ingresos y fomentando prácticas de comercio justo y sostenibilidad ambiental. Su extracción y uso reflejan una armonía entre la tradición y la modernidad, subrayando la importancia de este ingrediente a lo largo de los siglos.

Manteca de karite arbol africa

La Manteca de Karité en la industria cosmética

La manteca de karité se ha convertido en un ingrediente indispensable en la industria cosmética, valorada por sus propiedades hidratantes, nutritivas y protectoras.

En la cosmética, la manteca de karité es apreciada por su riqueza en ácidos grasos esenciales y vitaminas A y E, que la convierten en un poderoso hidratante y regenerador de la piel. Su capacidad para penetrar en la piel sin dejar sensación grasa la hace ideal para una amplia gama de productos, desde cremas hidratantes y lociones corporales hasta bálsamos labiales y productos para el cuidado del cabello.

La manteca de karité también posee propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que contribuye a calmar la piel irritada y protegerla de los daños ambientales, como la contaminación y los rayos UV.  Además, su efecto emoliente ayuda a mejorar la elasticidad de la piel, reduciendo la aparición de arrugas y estrías, lo que la hace un componente valioso en productos antienvejecimiento.

En la industria cosmética, la manteca de karité no solo se valora por sus beneficios intrínsecos, sino también por su versatilidad. Se puede encontrar en su forma pura o como un ingrediente en fórmulas más complejas. Además, su compatibilidad con otros ingredientes y su estabilidad la convierten en un aditivo popular en cosméticos naturales y orgánicos.

El compromiso con la sostenibilidad y el comercio justo también ha aumentado la popularidad de la manteca de karité en la cosmética. Muchas marcas ahora destacan la procedencia ética de su manteca de karité, apoyando a las comunidades africanas que dependen de su producción y promoviendo prácticas de cosecha y producción sostenibles.

Manteca de karite cremas

Composición de la Manteca de Karité

Los aceites vegetales han sido utilizados durante cientos de años por sus efectos terapéuticos y cosméticos en la salud de la piel y son ampliamente empleados en la industria cosmética. Desde el punto de vista químico, están compuestos en su mayoría por triglicéridos, que constituyen aproximadamente el 99 %. Los triglicéridos son ésteres derivados del glicerol y los ácidos grasos. La cantidad de enlaces de los triglicéridos define su susceptibilidad al calor, la luz, el oxígeno y los cambios. Los principales componentes no saponificables, es decir no grasos, de los aceites vegetales incluyen fitoesteroles, fenoles, escualeno, carotenoides y vitamina E. El efecto beneficioso en la piel se debe a sus componentes: triglicéridos, ácidos grasos y materiales no saponificables.

La manteca de karité es especialmente rica en ácido esteárico, ácido palmítico, ácido oleico y ácido linoleico, así como en grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. La porción no saponificable de la manteca de Karité es especialmente rica y es lo que la convierte en muy interesante para la industria cosmética.

Aunque las grasas vegetales probablemente se han utilizado hace milenios, los estudios científicos respecto a su composición y mecanismo de acción comenzaron alrededor del año 2000. Se ha demostrado que los aceites vegetales son semioclusivos, es decir, disminuyen la pérdida transdérmica de agua. Mejoran también la hidratación del estrato córneo ( la parte más externa de la piel) a partir de los 30 minutos, con efectos que pueden durar hasta 60 días, mejorando así la barrera epidérmica.

Manteca de karite propiedades en la piel

Mecanismo de acción de la Manteca de Karité en la piel

Es interesante conocer los mecanismos de acción de la manteca de karité para el lector, ya que de esta manera entenderá mejor los siguientes parrafos dedicados a sus beneficios en la piel.

Podemos resumir los mecanismos de acción de la manteca de Karité en los siguientes puntos: 

  • Mejora la estructura y la función del estrato córneo que es el estrato más superficial de la piel.

  • Mejoran la pérdida de transepidérmica de agua la barrera epidérmica, es decir consigue retener agua en la piel. 

  • La manteca de Karité ha demostrado mejorar la cicatrización de las heridas.

  • Dismunuye la inflamación de la piel.

  • Disminuye la cantidad de radicales libres producidos en la piel en respuesta a la radiación ultravioleta.

  • Protege, en cierto sentido, del desarrollo de cáncer de piel.

Beneficios de la Manteca de karité para la piel

La manteca de karité es un regalo de la naturaleza con una multitud de beneficios para la piel. Su composición rica y única no solo proporciona hidratación profunda, sino que también nutre, protege y regenera la piel de diversas maneras.

 

Nutrición Profunda y Restauración de la Barrera Cutanea

La manteca de karité está cargada de ácidos grasos esenciales como el ácido oleico y el ácido esteárico, que ayudan a mantener la integridad de la barrera lipídica de la piel. Estos nutrientes penetran en la piel, proporcionando una hidratación que va más allá de la superficie por su efecto semioclusivo. Esta nutrición apoya la estructura natural de la piel, manteniéndola suave, flexible y resistente.

 

Protección Natural

Además de sus beneficios hidratantes y nutritivos, la manteca de karité actúa como un protector natural contra los daños medioambientales. Es efectiva como barrera contra los dañinos rayos UV, gracias a sus compuestos como el cinamato de cetoestearilo. Aunque no reemplaza a los protectores solares, sí proporciona una capa adicional de defensa, lo que ayuda a prevenir las quemaduras solares y minimiza el impacto de la exposición solar, aliviando y calmando la piel tras pasar tiempo al aire libre.

 

Lucha contra el Envejecimiento

La abundancia de antioxidantes naturales en la manteca de karité, como las vitaminas A y E y los polifenoles, la convierte en una aliada en la lucha contra el envejecimiento. Estos antioxidantes ayudan a proteger la piel de los radicales libres y el estrés oxidativo, factores conocidos por acelerar el envejecimiento cutáneo. El uso de manteca de karité puede reducir la aparición de arrugas y líneas finas, promoviendo una piel más juvenil.

 

Alivio y Reparación

La manteca de karité es efectiva en el tratamiento y alivio de varias condiciones cutáneas, gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Es beneficiosa para calmar la piel irritada por eczema, psoriasis, dermatitis y otras afecciones inflamatorias de la piel. Además, su capacidad para promover la regeneración celular la convierte en un promotor del proceso de cicatrización, ayudando a reparar cortes, rasguños y a mejorar la apariencia de cicatrices.

 

Manteca de karite dermatitis atopica

La Manteca de Karité para enfermedades de la Piel

La manteca de karité es conocida por sus propiedades hidratantes y emolientes, pero también puede ayudar en el tratamiento y la gestión de diversas enfermedades de la piel. Su composición rica en ácidos grasos y antioxidantes naturales la convierte en un ingrediente terapéutico valioso en la dermatología.

Eczema y Dermatitis Atópica:
La manteca de karité puede proporcionar alivio en condiciones como el eczema y la dermatitis atópica, que causan sequedad, picor e inflamación de la piel. Su contenido de ácidos grasos y otros agentes antiinflamatorios naturales ayuda a reducir la inflamación, mientras que sus propiedades hidratantes restauran la barrera de humedad de la piel, previniendo la sequedad y la irritación.

Psoriasis:
La psoriasis, que se caracteriza por la aparición de placas escamosas y rojas, puede beneficiarse de las cualidades suavizantes e hidratantes de la manteca de karité. Al aplicarla sobre las áreas afectadas, puede ayudar a suavizar las escamas y calmar la inflamación subyacente, proporcionando comodidad y mejorando la apariencia de la piel.

Cicatrización de Heridas y Quemaduras:
La manteca de karité es eficaz en el proceso de cicatrización de heridas y quemaduras gracias a su rica composición en vitaminas A y E, que mejoran la reparación y regeneración celular. Puede ayudar a acelerar la curación y minimizar las cicatrices al promover la renovación celular.

Piel Seca y Grietas:
Para la piel extremadamente seca, agrietada o áspera, la manteca de karité ofrece un alivio. Penetra en la piel con propiedades reparadoras. Además ayuda a retener agua restaurando la barrera cutánea. En zonas muy secas, proporciona una hidratación duradera y fortaleciendo la barrera cutánea contra las agresiones externas.

Protección Solar:
Aunque la manteca de karité no reemplaza los protectores solares con factor de protección específico, sí ofrece cierta protección contra los rayos UV, gracias a su contenido de compuestos como el cinamato de cetilo. Su uso puede complementar la protección solar, especialmente en la reparación y cuidado de la piel después de la exposición al sol.

Inflamaciones y Irritaciones Cutáneas:
Su uso también se extiende al alivio de inflamaciones menores y a la calma de la piel irritada por factores como el afeitado, depilación o pequeñas picaduras de insectos. 

Acción antipicaduras

Parece que cuando la manteca de karité se utiliza para vehiculizar repelentes de mosquitos en la piel mejora las propiedades de los mismos. Por esto se le supone a la manteca de karité cierta acción potenciadora de los repelentes de mosquitos e insectos.

En resumen, la manteca de karité es un ingrediente multifuncional en el ámbito dermatológico, que no solo mejora la apariencia de la piel, sino que también ofrece beneficios terapéuticos significativos, aliviando síntomas y apoyando la curación en una variedad de condiciones cutáneas. Su uso en la medicina tradicional africana como remedio para varios males de la piel es un testimonio de su eficacia y su poder curativo.

Manteca de karite para el pelo

 

La Manteca de Karité como Bálsamo para el Cabello

Para el cabello seco y dañado, la manteca de karité es un bálsamo con pripiedades reparadoras e hidratantes. Su capacidad para hidratar profundamente, desde el cuero cabelludo hasta las puntas del pelo, hace que el cabello luzca más suave, brillante y manejable. La aplicación regular puede fortalecer el pelo, reducir la rotura y proteger el cabello de daños térmicos y ambientales.

La manteca de Karité para el pelo lo encontradmos desde en máscaras hidratantes hasta tratamientos de acondicionamiento sin enjuague. Puede ser mezclada con aceites esenciales y otros ingredientes naturales para crear remedios personalizados que atiendan las necesidades específicas de tu cabello.

Conclusiones

Este texto no solo destaca los atributos de la manteca de karité, con una composición rica en acidos grasos y especialmente en antioxidantes, lo que la convierte en un ingrediente muy versatil. La manteca de karite posee propiedades hidratantes, reparadoras y antoixodantes que se utilizan en la dermatologia para aliviar piel seca, dermatitis, psoriasis e incluso reparar el cabello. Además de sus propiedades se trata de un ingrediente versatil y multifuncional en la industria cosmética.

Manteca de Karité: Referencias

1.Konan YL, Sylla MS, Doannio JM, Traoré S. Comparison of the effect of two excipients (karite nut butter and vaseline) on the efficacy of Cocos nucifera, Elaeis guineensis and Carapa procera oil-based repellents formulations against mosquitoes biting in Ivory Coast. Parasite. 2003 Jun;10(2):181-4. doi: 10.1051/parasite/2003102181. PMID: 12847928. 

2.Poljšak N, Kočevar Glavač N. Vegetable Butters and Oils as Therapeutically and Cosmetically Active Ingredients for Dermal Use: A Review of Clinical Studies. Front Pharmacol. 2022 Apr 25;13:868461. doi: 10.3389/fphar.2022.868461. PMID: 35548366; PMCID: PMC9083541.

3. Ayanlowo O, -Adeife OC, Ilomuanya M, Ebie C, Adegbulu A, Ezeanyache O, Odiase O, Ikebudu V, Akanbi B. African oils in dermatology. Dermatol Ther. 2022 Mar;35(3):e14968. doi: 10.1111/dth.14968. Epub 2021 May 16. PMID: 33928725.

4. Morocho-Jácome AL, Freire TB, de Oliveira AC, de Almeida TS, Rosado C, Velasco MVR, Baby AR. In vivo SPF from multifunctional sunscreen systems developed with natural compounds-A review. J Cosmet Dermatol. 2021 Mar;20(3):729-737. doi: 10.1111/jocd.13609. Epub 2020 Jul 29. PMID: 32649016.

5. Micali G, Paternò V, Cannarella R, Dinotta F, Lacarrubba F. Evidence-based treatment of atopic dermatitis with topical moisturizers. G Ital Dermatol Venereol. 2018 Jun;153(3):396-402. doi: 10.23736/S0392-0488.18.05898-4. Epub 2018 Jan 24. PMID: 29368843.

6. Hon KL, Tsang YC, Pong NH, Lee VW, Luk NM, Chow CM, Leung TF. Patient acceptability, efficacy, and skin biophysiology of a cream and cleanser containing lipid complex with shea butter extract versus a ceramide product for eczema. Hong Kong Med J. 2015 Oct;21(5):417-25. doi: 10.12809/hkmj144472. Epub 2015 Aug 28. PMID: 26314567.

La Dra Fernandez Guarino es dermatóloga y ejerce con su equipo de dermatólogos privados en Madriderma Clinica de dermatología Avanzada de Madrid.

El equipo de dermatólogos de Madriderma son especialistas en la detección y el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades de la piel. 

Agenda tu cita presencial
error: Content is protected !!
Índice
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?