Dermatitis Atópica en Verano: Desafíos y Estrategias de Cuidado

por | Sep 13, 2023 | Información general

La dermatitis atópica es una afección de la piel que puede agravarse durante el verano debido a la combinación de calor, humedad y sudoración. Los pacientes con esta condición deben ser conscientes de las causas potenciales de los brotes en esta temporada y adoptar medidas especiales para mantener su piel cómoda y saludable.

En los meses más cálidos, la piel de las personas con dermatitis atópica tiende a volverse más seca y propensa a la picazón. La combinación de sudor y calor puede aumentar la irritación y el riesgo de brotes. Además, la exposición solar directa puede empeorar la inflamación. Tanto el calor extremo, como el sudor, como el sol directo en la piel es referido por muchos pacientes como agravante del estado de su piel, con aparición de picor, dolor y enrojecimiento. 

Es esencial que las personas con dermatitis atópica sigan una rutina de cuidado específica para minimizar estas preocupaciones.

    Bebé con dermatitis atópica

    Estrategias de cuidado esenciales para la dermatitis atópica en verano:

      • Hidratación Regular de la piel con dermatitis atópica: 

      La hidratación es fundamental en la dermatitis atópica y en verano con los baños de sol y mar se deben hacer diariamente. Aplicar una crema hidratante emoliente después del baño y varias veces al día ayuda a mantener la barrera cutánea intacta y minimizar la sequedad. El mejor momento para hidratar la piel con dermatitis atópica es después del baño. 

      Existen muchas estrategias de hidratación de la piel con dermatitis y ninguna ha demostrado ser mejor que otra o superior a la vaselina. Así que lo mejor es que utilices la que mejor se adapte a tu piel. Puedes usar cremas de factor de hidratación, ceramidas, glicerina, ácidos grasos, urea o láctico. 

      Recuerda que en la piel con eccema o dermatitis las hidratantes pueden producir escozor, en este caso puedes probar a hidratar con vaselina pura sólida o líquida. 

      • Cuidado de la piel con dermatitis atópica durante el baño: 

      Opta por baños tibios y evita el agua caliente, que puede resecar aún más la piel. Utiliza productos de limpieza suaves y sin fragancia. Los geles sin jabón o syndets o aceites de ducha permiten limpiar la piel sin resecar, incluso existen formatos hidratantes. 

      Si lo que prefieres es un baño en la bañera, es recomendable que el agua esté tibia y se puede aprovechar el baño para hidratar la piel con aceites de baño, parafinas o baños de avena, por ejemplo. Es interesante el efecto relajante de los baños antes de ir a dormir, ya que favorecen el descanso.

      • Elección de ropa adecuada en la dermatitis atópica: 

      Elige mejor ropa de tejidos naturales y sueltos que permitan la transpiración. Son recomendables los tejidos de lana y de algodón. Evita telas ásperas que puedan irritar la piel, las que no transpiran o las que producen picor.

       Existe ropa adecuada para piel con dermatitis atópica que además ofrece protección solar, cumpliendo una doble función. Los tejidos oscuros como el negro o el azul, ofrecen mayor protección frente al sol, ya que absorben la luz.

      • Protección Solar en la dermatitis atópica: 

      Siempre usa protector solar adecuado para pieles sensibles y atópicas. El mercado es muy amplio, ofreciendo cremas para pieles sensibles,o hipoalergénicas o para pieles atópicas. Sin embargo, este etiquetado no está sometido a una normativa especial o regulado, utiliza marcas de farmacia o reconocidas, preferiblemente europeas. 

      Una buena forma de acertar es optar por bloqueadores solares que lleven filtros físicos o minerales, en lugar de químicos. La mayoría de los protectores solares en el mercado con mixtos, llevan filtros físicos y químicos. Los solares con filtros físicos o minerales,no producen ninguna reacción en la piel ya que actúan reflejando la luz. 

      La desventaja de las cremas del sol con filtros físicos es que suelen ser más untuosas o pegajosas, aunque nuevos desarrollos cosméticos están avanzando en su cosmeticidad, consiguiendo cremas más ligeras. 

      Recuerda, aplícalo con regularidad, para que cumpla su función, al menos cada dos horas y después de sudar o los baños. 

      Las medidas físicas de protección solar con la ropa o los sombreros muestran especial interés en los pacientes con piel inflamada, ya que protegen sin aplicar productos en la piel que pueden producir picor. 

      • Evitar rascarse las lesiones de dermatitis atópica: 

      La picazón puede empeorar los brotes, ya que al rascar los eccemas la piel se inflama, se engruesa, se puede fisurar e infectar al romperse su integridad. 

      Mantén las uñas cortas y limpias para prevenir la infección por el rascado. Para evitar rascar las lesiones puedes utilizar cremas calmantes hidratantes o bien usar técnicas de enfriamiento moderadas (compresas frías) para aliviar el picor.

      • Consulta a un Dermatólogo: 

      Si los síntomas empeoran o no responden a las medidas de cuidado general, busca orientación profesional. Puede que necesites medidas dirigidas a tu caso concreto o tratamiento médico.

      Cuidar la piel con dermatitis atópica en verano puede requerir más esfuerzo, pero con una rutina adecuada y medidas de precaución, es posible minimizar los brotes y disfrutar de la temporada.

       

      Agenda tu cita presencial
      error: Content is protected !!
      Abrir chat
      1
      Escanea el código
      Hola 👋
      ¿En qué podemos ayudarte?