DERMATÓLOGO ESPECIALISTA EN CÁNCER DE PIEL

MADRIDERMA | DERMATÓLOGOS EN MADRID

Cómo detectar el Cáncer de Piel: Guía Completa de Autodiagnóstico

Introducción

En nuestra Clínica de Dermatología Avanzada, reconocemos la importancia crítica de abordar el cáncer de piel, que, según las estadísticas, es la forma más prevalente de cáncer a nivel mundial. Este tipo de cáncer se clasifica en dos categorías principales: el cáncer de piel no melanoma, el más común, y el cáncer de piel melanoma, menos frecuente pero más agresivo.

El cáncer de piel no melanoma es el más frecuente, e incluye el carcinoma basocelular y el carcinoma epidermoide. Aproximadamente el 60 % de los casos diagnosticados son carcinomas basocelulares, seguidos por un 20 a 30 % de carcinomas epidermoides. También existen otras variantes menos comunes, como el carcinoma de células demarquen, el dermatofibrosarcoma protuberans, los carcinomas anexiales o los sarcomas, que son mucho menos frecuentes.

La exposición a la radiación ultravioleta se destaca como el principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de piel. Es crucial que la sospecha de un cáncer de piel surja, especialmente en pacientes mayores con áreas de exposición solar previa y daño solar, cuando aparece una lesión que no cicatriza o descama de manera persistente.

Resulta inquietante observar que la incidencia del cáncer de piel no ha sido completamente controlada. En los Estados Unidos, por ejemplo, se diagnosticaron más de 2 millones de casos de cáncer de piel en 2010. En 2019, la incidencia estimada de carcinoma basocelular fue de 2.8 millones de casos y de 1.5 millones para el carcinoma escamoso.

Algunos estudios han destacado un aumento de la incidencia de melanoma en mujeres y hombres jóvenes, con un aumento del 50 % entre las edades de 35 a 65 años. Lamentablemente, la prevalencia y la morbilidad asociadas al cáncer de piel, tanto melanoma como no melanoma, continúan aumentando desde 1990.

Esta situación urgente subraya la necesidad de enfocarnos en medidas efectivas de diagnóstico precoz, tratamiento y, sobre todo, prevención. En nuestra clínica, estamos comprometidos con la concienciación, educación y atención integral para abordar este desafío de salud pública. La prevención y la detección temprana son cruciales para mejorar el pronóstico y reducir la carga de esta enfermedad.

La prevalencia del cáncer de piel es un tema crucial, aunque las estadísticas precisas no estén completamente establecidas debido a la falta de documentación necesaria. En 2019, en Estados Unidos, el carcinoma escamoso o epidermoide provocó la lamentable pérdida de 4,400 vidas, mientras que las muertes por carcinoma de células basales son considerablemente más infrecuentes, ya que carecen de capacidad metastásica.

Aunque las fuentes fiables de estadísticas son limitadas, la experiencia práctica de los dermatólogos revela que el diagnóstico temprano desempeña un papel crucial en la eficacia del tratamiento. El cáncer de piel, al ser extirpado, puede generar morbilidad significativa, con el riesgo de desfiguración y alteraciones, especialmente cuando afecta áreas anatómicas delicadas como la cara.

Destacamos la importancia de la detección temprana, ya que facilita el tratamiento y reduce las complicaciones asociadas con la extirpación quirúrgica. Enfocarnos en la concienciación y la educación sobre la prevención puede ser clave para combatir los efectos adversos de esta enfermedad.

¿Qué es el cáncer de piel?

La dermatología oncológica es la subespecialidad que se dedica al diagnóstico y tratamiento de los tumores malignos de la piel.

Los cánceres de piel se dividen en dos tipos principales, el cáncer de piel melanoma y el cáncer de piel no melanoma. El cáncer de piel no melanoma comprente el carcinoma basocelular, el carcinoma epidermoide y otros subtipos

Dermatólogo especialista en tratamiento de cáncer de piel

El cáncer de piel abarca una variedad de tumores, y se clasifica principalmente en dos categorías: cáncer de piel no melanoma y cáncer de piel melanoma. En gran medida, los melanomas incluyen el carcinoma epidermoide y el carcinoma basocelular, siendo estos últimos dos los más comunes.

El carcinoma basocelular se divide en tres tipos, nodular, que representa aproximadamente el 60 % de los casos, superficial que representa un 30 % y Morfeiforme que representa de un cinco a un 10 % de los casos. La incidencia del melanoma varía según las estadísticas y las poblaciones.

En Estados Unidos la incidencia de melanoma ha aumentado aproximadamente un 3 %, y de 2006 a 2010 tubo una incidencia de 27 de 100.000 varones y 16 de 100.000 mujeres por año aproximadamente. La forma superficial del melanoma es la más diagnosticada representan un 75 % frente a un 15 % del melanoma nodula siendo otros subtipos menos frecuentes en lentiginoso acral y en lentigo maligno melanoma.

En nuestra página web, encontrarás información detallada sobre el carcinoma epidermoide y el carcinoma basocelular, que constituyen la abrumadora mayoría de los casos de cáncer de piel. Ambos tumores se originan en la epidermis, el estrato superficial de la piel. También tendrás información del melanoma, te dejo los enlaces si quieres leer en profundidad.

Para comprender a fondo estos tipos de cáncer y sus características específicas, te invitamos a explorar nuestra sección dedicada en la página, donde proporcionamos información detallada y recursos educativos sobre la prevención, detección temprana y opciones de tratamiento. En nuestra clínica, nos comprometemos a brindar atención integral y apoyo a aquellos afectados por el cáncer de piel.

Tipos de cáncer de piel

Cáncer de piel melanoma

El cáncer de piel no melanoma incluye fundamentalmente el carcinoma epidermoide y el carcinoma basocelular

Cáncer de piel melanoma

Por distinción con el resto de tumores de piel, el melanoma ocupa un grupo aparte a diferencia del resto de tumores «no melanoma».

Carcinoma basocelular

En esta imagen muestro el aspecto característico de un carcinoma epidermoide o espinocelular, un subtipo de cáncer de piel no melanoma. Debuta con la aparición de lesiones tumorales de aspecto queratósico y sobreelevadas.

Melanoma

Imagen de un melanoma de extensión superficial, presenta asometría, bordes irregulares y diferentes tonalidades o colores que sugieren un aspecto preocupante.

Factores de riesgo del cáncer de piel

Factores de Riesgo en el Cáncer de Piel: Comprendiendo las Influencias y Priorizando la Prevención

 

La exposición solar a la radiación ultravioleta se destaca como el factor de riesgo primordial vinculado al cáncer de piel. Esta exposición provoca mutaciones en las células, desencadenando y promoviendo el desarrollo del cáncer cutáneo.

 Aquellos que han enfrentado un episodio previo de cáncer de piel corren un riesgo superior de padecer una recurrencia. Esto subraya la importancia de cuidar la piel expuesta al sol y la necesidad de una vigilancia continua.

En el caso específico del melanoma, se han identificado asociaciones con diversos fototipos de piel, siendo más frecuente en personas de tez clara, cabello pelirrojo y ojos claros, así como en individuos con más de 100 nevus o pecas.

Si bien la inmunosupresión y ciertos antecedentes familiares o predisposición genética se asocian con todos los tipos de cáncer de piel, estas situaciones son menos comunes. Se destaca que el tabaco y el alcohol tienen una conexión más pronunciada con el cáncer de piel no melanoma.

Las personas que han recibido un trasplante de órganos sólidos y se someten a tratamiento inmunosupresor crónico constituyen un grupo de riesgo particular. Estos pacientes requieren un seguimiento dermatológico más riguroso, con pautas de revisión que varían entre tres y seis meses, además de la aplicación de tratamientos preventivos específicos para evitar la cancerización del área.

Priorizar la prevención, adoptar medidas de protección solar y someterse a un seguimiento dermatológico periódico son estrategias fundamentales para mitigar los riesgos asociados al cáncer de piel. En nuestra clínica, nos comprometemos a proporcionar orientación integral y atención especializada para abordar estos factores de riesgo de manera efectiva.

Síntomas y señales de advertencia

Detección Precoz del Cáncer de Piel: Consejos de una Dermatóloga Especializada

 

Como dermatóloga especializada en cáncer de piel, la gran mayoría de mis pacientes buscan orientación sobre manchas o lesiones cutáneas. La preocupación central recae en la aparición de nuevas lesiones abultadas, especialmente en áreas expuestas al sol, como el dorso de las manos, la cara, los brazos, las piernas o el cuello.

En algunos casos, las lesiones pueden no ser abultadas, pero su persistencia y la falta de curación son motivo de inquietud. Aunque el crecimiento suele ser gradual y no agresivo, la presencia de síntomas como sangrado, descamación, formación de costras o ulceraciones puede alertar al paciente.

Cuando se trata del melanoma, es crucial estar atentos a lesiones que se asemejen a lunares pero que crezcan rápidamente, sean de color oscuro, asimétricas, con bordes irregulares, un diámetro mayor al de un lunar normal y presenten cambios en su apariencia con el tiempo. La regla del acróstico ABCDE, reconocida como una herramienta educativa efectiva, destaca estos indicadores clave para la detección precoz.

Es cierto que muchos pacientes tienen diversas manchas, pecas y verrugas benignas que pueden dificultar la detección. En este contexto, el enfoque principal debería centrarse en las lesiones nuevas o desconocidas, que llamen la atención y hayan experimentado algún cambio. Al promover la conciencia y la observación activa de la piel, buscamos facilitar la detección temprana y brindar la atención necesaria para la salud cutánea de nuestros pacientes.

 

Métodos de autodianóstico

Métodos de Autodiagnóstico para la Detección Temprana del Cáncer de Piel

La autoexploración de la piel es una herramienta fundamental en la prevención secundaria del cáncer de piel, donde los pacientes revisan activamente su propia piel en busca de cualquier anomalía. Se recomienda realizar esta autoexploración al menos una vez al año y, en caso de identificar lesiones sospechosas o nuevas, es crucial acudir a un dermatólogo especializado en cáncer de piel.

Aunque la efectividad de la autoexploración en la población general aún no está completamente establecida, se ha demostrado su valor en pacientes con antecedentes de cáncer de piel. Es un método completamente seguro y puede ser beneficioso para detectar posibles cambios en la piel.

La revisión exhaustiva por parte de un especialista en cáncer de piel es recomendable para aquellos con factores de riesgo o historial previo de cáncer cutáneo. Este experto utilizará un dermatoscopio, un instrumento ideal para examinar minuciosamente las lesiones cutáneas, incluyendo lunares o nevus.

En algunos casos, se pueden tomar fotografías durante el proceso, permitiendo un seguimiento preciso de las lesiones y demostrando ser una medida preventiva eficaz contra el cáncer de piel.

La dermatoscopia digital total ha mostrado su eficacia en pacientes con nevus atípicos familiares, síndrome del nevus displásico o más de 50 lunares, especialmente aquellos con antecedentes familiares de melanoma. A través de seguimientos secuenciales, este método permite una selección precisa de la lesión a extirpar, contribuyendo a la prevención y detección temprana del cáncer de piel.

Consejos para un Autodiagnóstico Efectivo

Cuando se realiza el autodiagnóstico de la piel, es esencial explorar minuciosamente toda el área cutánea. Una estrategia útil, especialmente si existe preocupación por el desarrollo de cáncer de piel, es tomar fotografías para realizar un seguimiento de cualquier cambio.

Las lesiones que deben llamar nuestra atención son principalmente aquellas que son de nueva aparición. Además, es crucial prestar atención a las lesiones preexistentes que experimenten alteraciones, como crecimiento inusual, sangrado, descamación, picazón o la formación de costras.

Para la revisión de nuevos lunares y la detección temprana del melanoma, se recomienda utilizar la regla del ABCDE: A de asimetría, B de bordes irregulares, C de variación de color, D de diámetro y E de evolución. Hay tumores que podrían pasar desapercibidos debido a un crecimiento lento y una coloración similar a la piel.

Además, preste atención a las lesiones nuevas que persisten con el tiempo, ya que estas también pueden ser motivo de preocupación.

Reconocer signos tempranos de posibles problemas cutáneos no siempre es sencillo. Ante cualquier lesión que genere dudas o inquietudes, es recomendable consultar a un dermatólogo especializado en cáncer de piel para obtener una evaluación precisa y orientación sobre el siguiente paso a seguir.

Importancia de la prevención

Medidas Preventivas para Reducir el Riesgo de Cáncer de Piel

El enfoque principal en la prevención del cáncer de piel es reducir tanto la mortalidad asociada como el daño que puede causar a los pacientes.

Para lograr este objetivo, es esencial implementar estrategias que controlen y prevengan los factores de riesgo relacionados. La promoción de la salud desempeña un papel fundamental en esta prevención.

En términos generales, la reducción de la exposición a la radiación ultravioleta (UV) es clave en la prevención primaria de todos los tipos de cáncer de piel. Esta reducción se puede lograr mediante medidas físicas y conductuales que limiten la exposición al sol, además de la aplicación regular y adecuada de protectores solares. Estas medidas han demostrado su eficacia en la protección contra el cáncer de piel.

Es importante tener en cuenta que la correcta aplicación del protector solar no es trivial, ya que se debe aplicar aproximadamente 2 miligramos por centímetro cuadrado de piel para ofrecer la protección indicada en la etiqueta. Esto equivale a una cucharadita por área de piel que se desea proteger, y se debe reaplicar cada dos horas si no se ha realizado un baño, lo que requiere conciencia y diligencia en su aplicación.

Además de los protectores solares tópicos, la protección solar oral ha mostrado cierto grado de eficacia en la prevención del cáncer de piel. Se han estudiado varios antioxidantes en forma de suplementos orales, como los carotenos, la nicotinamida, la vitamina D3, la vitamina C, la vitamina E, las isoflavonas, la silimarina, la quercetina o el polipódium. Aunque no se puede depender exclusivamente de los suplementos orales para la protección solar, se consideran beneficiosos como una medida adicional.

Además, existen tratamientos que actúan de manera complementaria, brindando protección contra la exposición solar. Destacan entre estos los derivados de la vitamina A en dosis elevadas, que son prescritos por dermatólogos específicamente a pacientes considerados candidatos a esta quimioprofilaxis para la prevención del cáncer de piel.

Promoviendo la Prevención del Cáncer de Piel: Enfoque Educativo y Conductual

 

Las estrategias de intervención para prevenir el cáncer de piel se centran primordialmente en la educación y en cambios conductuales.

En términos educativos, estudios han confirmado que las campañas dirigidas a mejorar el uso de protección solar en determinados países logran modificar los factores de riesgo. Reducir las quemaduras solares, por ejemplo, tiene un impacto directo en la disminución del riesgo de desarrollar cáncer de piel.

Las intervenciones conductuales a través de campañas educativas resultan eficaces. Estas incluyen medidas físicas que van más allá del uso del protector solar, como el uso de gorros y ropa con protección solar, buscar sombra y evitar las horas centrales de exposición solar, así como el uso de gafas de sol.

En relación con la aplicación de protectores solares, la mayoría delos organismos de salud recomiendan el uso de fotoprotectores de amplio espectro, que abarquen tanto los rayos UVA como UVB. En Europa, todos los protectores solares cumplen con esta característica cuando tienen un factor de protección solar (FPS) de 15 o superior; a partir de FPS 30, se considera de alto nivel según las autoridades europeas.

Es crucial seguir prácticas recomendadas, como la aplicación regular del protector solar al menos 15 minutos antes de la exposición solar, y verificar su almacenamiento y fecha de caducidad, ya que estos productos tienen una duración y estabilidad indicadas en las etiquetas (Period After Opening, PAO). La conciencia y adhesión a estas medidas son fundamentales para maximizar la eficacia de la protección solar y reducir el riesgo asociado al cáncer de piel.

Factores ambientales y cáncer de piel

Regulación y Recomendaciones sobre Cabinas de Bronceado y Fototerapia

 

La regulación de las cabinas de bronceado es esencial para garantizar la seguridad de quienes las utilizan. En 2014, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) clasificó las cabinas de bronceado como dispositivos médicos de riesgo bajo a moderado, categorizándolos como clase uno a dos. Esta clasificación subraya la importancia de una regulación adecuada, etiquetado preciso y mantenimiento riguroso, al tiempo que desaconseja su uso en personas menores de 18 años. Todas las principales sociedades de dermatología, incluyendo la Academia Americana, la Academia Europea y la Española, así como sociedades de Oncología, se oponen a su uso y exigen restricciones y control.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) respalda la necesidad de legislación integral para estas máquinas de bronceado ultravioleta y desaconseja su uso para regular los niveles de vitamina D. En su lugar, se recomienda la suplementación oral, una alternativa simple e inofensiva.

El uso de cabinas de bronceado ultravioleta está desaconsejado en individuos menores de 18 años con piel clara, aquellos con múltiples lunares, quemaduras en la infancia, historial de lesiones premalignas como queratosis actínicas, daño solar crónico o enfermedades y tratamientos fotosensibles.

En cuanto a la fototerapia aplicada por dermatólogos, tanto con Ultravioleta B de banda estrecha (UVB) como con UVA más un fotosensibilizante (PUVA), las principales sociedades dermatológicas emiten pautas específicas sobre dosis y sesiones máximas. También los controles precisos en cada dermatosis y seguimiento. 

Las máquinas de fototerapia utilizadas para tratar enfermedades como la psoriasis o el vitíligo, cuando son de cuerpo entero, deben estar bajo la supervisión de dermatólogos expertos que sigan estas recomendaciones.

En el caso de las cabinas de secado de uñas, la elección de la luz utilizada es crucial. La luz ultravioleta, empleada para el secado de ciertos materiales, es un factor de riesgo de cáncer de piel. Es fundamental informarse sobre el tipo de lámpara utilizada en los centros de estética y considerar alternativas más seguras, como fuentes de luz LED de colores no cancerígenas, para mantener nuestras uñas con estilo sin comprometer la salud cutánea.

 

Comentarios de algunos usuarios de redes sociales

Sociedad Venezolana de Dermatología emite un comunicado en Instagram:

Comunicado público sobre el uso de las cámaras de bronceado y los daños que causa en la salud de las personas.

Causan
1. Quemaduras
2. Fotoenvejecimiento
3. Alto riesgo de desarrollar Cáncer de piel no melanoma y Melanoma maligno.
4. Daño ocular.

La @who ha clasificado a las Cámaras de Bronceado como categoría máxima como agentes carcinógenos para la salud de los seres humanos.

La salud es primero!
#noalascamarasdebronceado @oms_venezuela @aadmember @cilad_derma @opspaho

Sociedad venezolana de dermatologia emite un comunicado sobre las cabinas de bronceado

Skin Cancer Info en Facebook: página dedicada a información y prevención del cáncer cutáneo.

 

Paradoja de los protectores solares

En esta interesante publicación destacan la «paradoja de los protectores solares» en la prevención del cáncer de piel. Esta paradoja se refiere a la falsa sensación de seguridad que produce en ocasiones aplicarse un protector solar para «pasarse» horas al sol.

A lo largo de esta página encontrarás información interesante, de calidad y muy útil desde mi punto de vista para la prevención del cáncer de piel. Si estás preocupado por el Cáncer de Piel te recomiendo seguirla.

Cuenta además con artículos científicos y actualizaciones en investigaciones sobre el cáncer de piel.

Es la página de Facebook del Skin Cancer Consortium for Advocacy, Research & Education. (Skin Cancer CARE)»

Os dejo un hilo interesante de Twitter con ciencia donde podeis informaros de las Lámparas de Manicura y sus consencuencias.

 

Lamparas de manicura y su relacion con el cancer de piel en twitter

Tik Tok nos soprendió con múltiples videos de lo que se ha denominado «Sunscreen Contouring». Consiste en realzar algunas zonas de la piel frente a otras con cambios de color utilizando protectores solares. Una peligrosa práctica en la cara sin sentido existiendo el maquillaje. Para conseguir este countouring hay que exponerse al sol en la cara produciendo riesgo de cáncer de piel, manchas y arrugas. Os dejo el enlace si quereis conocer a futuros pacientes de dermatólogos.

Videos de maquillaje con contornos y sombras con protector solar

Consejos adicionales para la detección temprana del Cáncer de Piel

De todas las consideraciones previamente mencionadas, es evidente que la detección temprana del cáncer de piel implica una vigilancia activa de la piel a través de la autoexploración regular.

Desde mi perspectiva como dermatóloga especializada en cáncer de piel, es crucial que los pacientes reconozcan su nivel de riesgo. Aquellos que ya han experimentado un episodio de cáncer de piel, tienen una piel dañada por exposición solar, sufren inmunosupresión (especialmente trasplantados), presentan múltiples lunares, cuentan con antecedentes familiares de cáncer de piel, poseen pieles claras y han estado expuestos al sol durante períodos prolongados, o han sufrido quemaduras en la infancia, están en mayor riesgo.

Para contrarrestar esta predisposición, es esencial implementar medidas educativas y conductuales. Esto va más allá del simple uso de protector solar e implica evitar la exposición solar en las horas centrales del día, optar por medidas físicas protectoras como permanecer a la sombra y utilizar prendas de protección como gorros y gafas de sol.

En caso de cualquier inquietud o duda, es recomendable buscar la opinión de un dermatólogo especializado en cáncer de piel. Además, las campañas de prevención del cáncer de piel promovidas por sociedades médicas y autoridades sanitarias ofrecen recursos valiosos. A continuación, encontrarás enlaces a estas campañas para aquellos que deseen profundizar en esta información.

Campaña Euromelanoma

Durante la campaña Euromelanoma los dermatólogos a nivel Europeo ofrecen citas gratuitas para revisiones de la piel. En esta página de la Academia Española de Dermatología y su Fundación encontrarás ademas recomendaciones conductuales para prevenir el cáncer de piel y cómo realizarte una autoexploración.

WHO: Worl Health Organization

En la página de la Organización Mundial de la Salud, además de explicar los tipos de cáncer de piel y su incidencia, ofrecen indicaciones precisas para reconocer si eres una paciente con factores de riesgo de sufrir un cáncer de piel.

Conclusiones

Podemos concluir, a partir de lo expuesto, que la incidencia del cáncer de piel está experimentando un dramático aumento. Este tipo de cáncer está estrechamente relacionado con la exposición a la radiación ultravioleta, por lo que se considera prevenible.

En general, el cáncer de piel, especialmente el no melanoma, se puede curar mediante la extirpación quirúrgica. Sin embargo, en casos como el melanoma u otros tipos de cáncer cutáneo, puede resultar más agresivo.

Independientemente del tipo, todos estos cánceres pueden ocasionar daño al paciente, ya que la extirpación quirúrgica necesaria puede provocar cicatrices y deformidades. Es importante destacar que los pacientes que han tenido cáncer de piel tienen un mayor riesgo de desarrollar un segundo episodio.

Dado que es un cáncer prevenible, es crucial enfatizar en las medidas de detección temprana, como la autoexploración y las visitas regulares al dermatólogo, especialmente al notar la aparición de una nueva lesión.

Además, en la prevención primaria, es fundamental promover hábitos de exposición solar saludables y hacer hincapié en el uso de protectores solares y otras medidas preventivas. Los protectores solares en Europa cumplen con regulaciones estrictas, convirtiéndose en una herramienta esencial en la prevención del cáncer de piel.

En resumen, nos enfrentamos a un cáncer cada vez más común, pero prevenible y tratable si se implementan los recursos adecuados y se fomentan las medidas preventivas y de detección temprana.

Nota de la A: el contenido de esta página dedicada al Cancer de Piel y sus fotografías han sido realizadas por la Dra Fernández-Guarino, Dermatóloga y Profesora Acreditada de Grado en Medicina. Esta página ha sido actualizada en diciembre de 2023.

Pregunas frecuentes sobre el cáncer de piel

¿Cómo comienza el cáncer de piel?

El cáncer de piel suele iniciar como una lesión nueva en la piel, que puede presentarse de manera aplanada o abultada y que persiste en el tiempo. Esta lesión puede manifestarse con descamación, úlceras o una piel que no cicatriza adecuadamente.

En el caso específico del melanoma, esta lesión tiende a ser pigmentada, de tonalidades oscuras y, en ocasiones, puede asemejarse a un lunar. Sin embargo, se diferencia por tener una forma más asimétrica o abultada en comparación con un lunar común. Es importante prestar atención a cualquier cambio en las características de los lunares existentes o la aparición de nuevas lesiones que presenten estas características para buscar atención médica especializada de manera temprana.

¿Cómo se ve el cáncer de piel en síntomas?

El cáncer de piel normalmente no manifiesta síntomas a menos que se encuentre en etapas avanzadas, momento en el cual puede causar picazón o molestias. En general, estas lesiones suelen ser asintomáticas y persistentes. Esta característica resalta la importancia de la exploración regular en busca de nuevas lesiones como el método más eficaz para un diagnóstico precoz. Esperar a que aparezcan síntomas puede significar un retraso en el diagnóstico y tratamiento, lo que podría prolongar el tiempo necesario para abordar la lesión.

¿Cuándo sospechar el cáncer de piel?

Debemos estar alerta ante la posibilidad de un cáncer de piel cuando observamos una lesión recién aparecida que está elevada o abultada en áreas del cuerpo expuestas al sol con regularidad. Con mayor frecuencia, estas lesiones surgen en la cara, el dorso de las manos y los brazos, aunque en ocasiones también pueden aparecer en la espalda o las piernas.

En el caso específico del melanoma, es importante destacar que puede manifestarse en áreas menos expuestas al sol. Esta lesión pigmentada puede parecerse a un lunar, pero muestra signos distintivos como crecimiento, asimetría o variaciones en el color.

El sangrado, por lo general, se manifiesta como un signo tardío en el cáncer de piel, cuando la lesión ya ha estado presente durante un período prolongado. Es esencial prestar atención a cualquier cambio en las lesiones existentes o la aparición de nuevas lesiones y buscar evaluación médica si se observan estas características para un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno.

¿Por qué se produce el cáncer de piel?

El cáncer de piel, en su mayoría, se origina debido a la exposición a la radiación ultravioleta. Si bien existen algunos tipos de cáncer cutáneo que pueden ser resultado de mutaciones no inducidas por esta radiación, son considerablemente menos comunes.

La radiación ultravioleta tiene un impacto directo en una proteína crucial llamada P53, conocida como gen supresor de tumor. La acción de esta radiación provoca una alteración en la función de la proteína P53, lo que conlleva a que un grupo de células en la piel empiecen a multiplicarse de manera descontrolada.

Este desajuste en la función de la proteína P53, causado por la radiación ultravioleta, puede desencadenar el desarrollo de células cancerosas en la piel. Es esencial entender la relación entre la exposición a la radiación ultravioleta y el papel fundamental que desempeña en el proceso de generación del cáncer de piel para adoptar medidas preventivas y buscar diagnósticos tempranos.

Nota de la A: Este texto y sus imágenes dedicadas a información sobre el cáncer de piel han sido realizados por la Dra Fernández Guarino, dermatóloga y Profesora Acreditada de Medicina. Han sido actualizados en Diciembre del 2023.

Tratamiento del cáncer de piel

 

El tratamiento del cáncer de piel es la extirpación completa del tumor.

Su dermatólogo experto en cáncer de piel le explicará cómo es esta extirpación, los cuidados de la misma y si precisa más pruebas o seguimiento.

En casos seleccionados de cáncer de piel se pueden aplicar técnicas conservadoras no quirúrgicas.

Tratamiento y prevención del cáncer de piel

En esta imagen muestro la revisión de la piel por un dermatólogo con dermatoscopia para la detección temprana y prevención del cáncer de piel. El seguimiento periódico por el dermatólogo con dermatoscopia ha demostrado ser un método eficaz en la prevencción y detección precoz del cáncer de piel

La Dra. Fernández Guarino y su equipo de dermatólogos es especialista en el tratamiento del cáncer de piel. Ejerce como dermatóloga privada en su clínica de Dermatología Avanzada de Madrid, así como consulta online y asistencia a domicilio. Dentro de la Sanidad pública trabaja en el Hospital Ramón y Cajal.

Conoce nuestro Equipo de Dermatólogos Madriderma

Doctores-equipo-madriderma-min
Nuestra máxima es ofrecerte el mejor tratamiento que necesitas para mejorar tu piel

Somos un equipo de dermatólogos expertos  con una larga trayectoria profesional

  • Dra Montserrat Fernández-Guarino
  • Dr Pablo Fonda Pascual
  • Dra Ana Fernández-Tresguerres
  • Dra Susana Urrutia Hernando

 

SERVICIOS MADRIDERMA CLÍNICA DE DERMATOLOGÍA AVANZADA

Dermatologo privado en madrid consulta presencial y de urgenncias

Consulta Presencial y Dermatólogo de Urgencias en Madrid

Dermatologo consulta online

Consulta con Dermatólogo Online: Videoconsulta y Mensajería

Dermatologo privado a domicilio en madrid

Dermatólogo Privado a Domicilio en Madrid

Puedes consultar nuestras Agendas y Reservar Directamente tu Cita

Reservar cita
Reserva de cita presencial online madriderma clinica avanzada de madrid
Madriderma dermatologos privados en madrid

Selecciona Servicio, Especialista, Fecha y Hora

También puedes Contactar con Nosotros: Contacto Madriderma

Dermatologos privados en madrid telefono

673537795

L a V de 9h00 a 21h00

S de 9h00 a 14h00

Clinica dermatologia avanzada de madrid

673537795

Tardes de 16h00 a 20h00

Madriderma dermatologo privado en madrid mail

info@madriderma.com

Respondemos en unas horas

Madriderma formulario de contacto dermatologo privado en madrid

Formulario de Contacto

error: Content is protected !!
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?