Estrategia nutricional en la psoriasis resumida en 6 puntos clave que pueden ayudar a mejorar los síntomas de esta patología como complemento al tratamiento médico.

La psoriasis es una dermatosis muy frecuente que afecta hasta el 2% de la población a nivel mundial. Su tratamiento depende de la gravedad e incluye tratamientos tópicos en forma de cremas, sistémicos en pastillas y fototerapia. 

En muchas ocasiones en la consulta el paciente nos preguntará acerca de consejos dietéticos y qué recomendaciones le podemos hacer para mejorar a través de la dieta su psoriasis. 

En este artículo revisamos el papel de la dieta como estrategia y complemento al tratamiento de la psoriasis.

1. Calorías en la dieta y obesidad en la psoriasis

La obesidad es un factor de riesgo para la psoriasis y los pacientes obesos empeoran de la psoriasis (1). En consulta podemos observar esta importante relación, y como pacientes que necesitaban tratamiento sistémico, al normalizar el peso dejan de necesitarlo. 

También conocemos que la obesidad aumenta los efectos secundarios de los tratamientos sistémicos. La dieta hipocalórica, mantener el normopeso y el ejercicio aeróbico de moderada intensidad treinta minutos al menos tres veces en semana (2). El control de la obesidad es, sin duda, el principal papel en una estrategia nutricional en la psoriasis.

Los pacientes con psoriasis, especialmente en casos severos, tienen una conexión fuerte de su enfermedad con alteraciones metabólicas, como la presencia de resistencia a la insulina, dislipemia, ateroesclerosis, hipertensión arterial y alteraciones cardiovasculares (3). La obesidad es una situación pro-inflamatoria con aumento del TNF-alfa, y las interleukinas 1,6 y 17, en común con la psoriasis. En investigación y búsqueda de marcadores está la interacción completa que existe entre el adipocito y el sistema metabólico, inmune y endocrino presente en la psoriasis(3). 

Las dietas hipercalóricas llevan al aumento de peso y al acúmulo de grasa corporal, la dieta hipocalórica, no solo lleva a una disminución de peso, sino a una disminución del estado proinflamatorio mediado por el ácido araquidónico, los leucotrienos, los linfocitos CD4 y un aumento de la antiinflamatoria interleukina 4 (3). También lleva a una disminución de los radicales libres de oxígeno (ROS) y el estrés oxidativo también aumentado en pacientes con psoriasis. 

2. Estrategia nutricional en la psoriasis: componentes beneficiosos en la dieta

Ácidos omega 3, omega 6 y poliinsaturados (PUFA)

No son sintetizados por los humanos y en las dietas actuales suelen estar poco presentes. Su carencia se asocia a sobrepeso y a un estado proinflamatorio. 

Dieta rica en pescado azul 

Los aceites de pescado ricos en omega 3 poliinsaturados (PUFA) son beneficiosos por propiciar un ambiente anti-inflamatorio (2).

Dieta rica en aceite de oliva

Los ácidos grasos monoinsaturados (MUFA) están presentes en el aceite de oliva virgen, rico en ácido oleico. Se conoce que la dieta pobre en MUFA es capaz de empeorar la psoriasis y la capacidad anti-inflamatoria de su ingesta (2)

Dieta rica en aceites y grasas vegetales

El ácido linoleico: semillas, legumbres. (3)

Vitaminas

Vitamina D

Existen dos formas de adquirir la vitamina D en mamíferos, la ingesta a través de la dieta y la síntesis mediante la exposición solar. Los alimentos ricos en vitamina D son los pecados azules, el hígado, los huevos o el queso. La vitamina D modula la inflamación y se cree que parte del empeoramiento de la psoriasis en invierno se debe a un descenso en su producción. Una sola exposición a fototerapia UVB produce cantidades suficientes de vitamina D para más de un dia en un adulto (4). 

Vitamina B12

Presente en los pescados azules, bivalvos e hígado, es capaz de capturar radicales libres y tiene efecto antioxidante y protector. Sin embargo, no ha demostrado efectos especialmente beneficiosos en la psoriasis (4).

Vitamina A

Presente en el pescado, huevos, mantequilla y como provitamina en los carotenos. Supuestamente su acción como retinoide mejora la psoriasis pero no ha sido demostrado en estudios (4). 

Isoflavonas, fitoestrógenos y genisteina

Presentes en la soja con capacidad anti-inflamatoria y de suprimir la generación de ROS son sugeridos como agentes antipsoriásicos (4).

Selenio

Incluido en el pescado, bivalvos, huevos, pollo o grano, es importante por sus propiedades antioxidantes, y sus niveles se han encontrado disminuidos en pacientes con psoriasis (4).

3. Componentes no beneficiosos en la dieta

Dentro de una estrategia nutricional en la psoriasis conviene tener bien identificados aquellos componentes que pueden resultar perjudiciales:

Grasas saturadas

Las grasas saturadas como el ácido palmítico o esteárico de las carnes rojas o la mantequilla. Han demostrado aumentar el riesgo cardiovascular, el peso, producir dislipemia y un estado proinflamatorio (4).

Azúcares simples

Los azúcares simples como la sacarosa y la fructosa: su ingesta en exceso puede exacerbar la psoriasis (4).

Alcohol

La ingesta de alcohol puede exacerbar o desencadenar una psoriasis (4).

4. Dieta desde un punto de vista global

Los pacientes con psoriasis severa están en general sujetos a malos hábitos en su dieta, así se encuentra una correlación poblacional entre la prevalencia de psoriasis y el índice de masa corporal y la ingesta de azúcares simples (3). Cuando tratamos de instruir al paciente en hábitos dietéticos, una aproximación más sencilla y global puede ser dirigirse a ellos con recomendaciones dietéticas globales.

La dieta Mediterránea es la que más se aproxima a las ingestas adecuadas para la psoriasis. Se trata de una dieta rica en pescado, aceite de oliva y antioxidantes en forma de frutas y verduras. Es por ello que disminuye los marcadores de inflamación y ha demostrado ser beneficiosa en la psoriasis (2).

Los efectos de la dieta cetogénica han sido estudiados en 30 pacientes con psoriasis durante 4 semanas y se encontró que era capaz de disminuir los niveles de Il2 e IL 1 beta reduciendo el ambiente proinflamatorio sistémico de estos pacientes (4).

Existen publicaciones puntuales con mejora en la psoriasis y reducción del PASI con estrategias dietéticas como la dieta vegetariana o baja en carbohidratos (2). La dieta sin gluten es una estrategia que en pacientes no celíacos no ha demostrado mejorar la psoriasis.

5. Estrategia nutricional en la psoriasis: suplementos alimenticios

Suplementos alimenticios para la psoriasis

Suplementos de vitamina D

La vitamina D ha demostrado tener un papel como antiinflatorio mediante la regulación de los linfocitos T reguladores. Se debe suplementar siempre en los casos de déficit ya que su carencia puede empeorar la psoriasis. Es importante su suplemento en pacientes que reciben tratamiento con fototerapia para su psoriasis. Sin embargo, no esta claro que añadir suplementos de vitamina D a pacientes con psoriasis y niveles normales sea beneficioso (2,3,7).

Complementos de aceite de pescado y omega 3

Han demostrado en numerosos ensayos clínicos ser beneficiosos en los pacientes con psoriasis y otras dermatosis (6). Deben mantenerse por largos periodos de hasta 6 meses para obtener un beneficio efectivo en la psoriasis.

Suplementos antioxidantes en general

Los suplementos con vitaminas (Vitaminas A, E, C, ácido fólico, vitaminas del grupo B), oligoelementos como el Cobre, el Zinc, el Hierro, el Magnesio y el Selenio, coenzima Q10 por su capacidad antioxidante. Han demostrado sus efectos positivos en estudios de relevancia (8,9).

Suplementos de frutos rojos (uvas, arandanos, bayas)

Son ricos en delfinifina, un antioxidante que inhibe la proliferación de los queratinocitos y la inflamación en la psoriasis (3).

Suplementos de Zinc

El zinc es un oligoelemento que es capaz de regular la respuesta inmune. La evidencia de suplementar zinc en la psoriasis es controvertida, así encontramos estudios en los que han demostrado mejoría y otros no (4).

Suplementos de selenio 

Se trata de un oligoelemento con capacidad antiproliferativa. Los niveles de selenio bajos pueden empeorar la psoriasis (9).

6. Medicina complementaria o alternativa 

Son cada vez más utilizadas y tenemos múltiples estudios y ensayos clínicos publicados en la literatura científica de calidad en la que demuestran eficacia en la psoriasis. Tal es el caso de Dunaniella. bardawil, TwHF (Tripterigium wilfordii), Azadirachta indica ( árbol Neem) o Cúrcuma. Longa. Sin embargo, en el momento actual no tenemos guías de su uso (8).

Polypodium Leucotomos 

Se trata de un extracto de un helecho que ha demostrado disminuir la respuesta de los linfocitos CD4 cuando se toma vía oral. Los estudios de este compuesto se realizaron en España hace años y demostraron un beneficio de leve a moderado en la mitad de los pacientes tratados.

Se utiliza en España y Sudamérica. Está disponible comercializado en farmacias y hasta hace algunos años estaba financiado por el Sistema Nacional de Salud. Podemos decir que es la única planta disponible en la medicina occidental para el tratamiento de la psoriasis. Este compuesto tiene especial interés también como antioxidante y protector solar oral.

Como dermatólogo experto en psoriasis y fototerapia lo indico especialmente en pacientes que trato con fototerapia por su doble vía de acción, protege la piel y efecto antipsoriásico en algunos pacientes (8).

• Mantener normopeso y evitar la obesidad es la principal estrategia nutricional en pacientes con psoriasis.

• La dieta rica en aceites vegetales, pescado azul, frutas, verduras , legumbres y fibra ha demostrado ser beneficiosa en pacientes con psoriasis

• Evitar la ingesta elevada de alcohol, azúcares libres y grasas saturadas ya que pueden empeorar la psoriasis.

• La dieta Mediterránea cumple las características necesarias como dieta adecuada para la psoriasis.

• Se pueden añadir suplementos de pescado ricos en omega 3 y omega 6, antioxidantes, extractos de frutos rojos, isoflavonas o selenio.

• El polypodium leucotomos es un helecho con efectos beneficiosos en la psoriasis.

Bibliografía para para preparar artículo sobre estrategia nutricional en la psoriasis

1. Carrascosa JM, Rocamora V, Fernandez-Torres RM et al. Obesitiy and psoriasis: inflammature nature ofobesity, relationship between psoriasis and obesity and therapeutic implications. Actas Dermosifiliofr 2014; 105: 31-44.

2. Ford A, Siegal M, Bagel J. A dietary recommendatios for adults with psoriasis or psoriatic arthritis from the medical board of the national psoriasis foundation. JAMA Dermatol 2018; 154: 934-950.

3. Owczarczyk-Saczonek A, Purzycka-Bohdan D, Nedoszytko B, et al. Pathogenesis of psoriasis in the «omic» era. Part III. Metabolic disorders, metabolomics, nutrigenomics in psoriasis. Postepy Dermatol Alergol 2020 ;37:452-467. 

4. Kanda N, Hoashi T, Saeki H. Nutrition and Psoriasis. Int J Mol Sci. 2020 Jul 29;21(15):5405. doi: 10.3390/ijms21155405. PMID: 32751360; PMCID: PMC7432353.

5. Castaldo G, Pagano I, Grimaldi M, et al. Effect of Very-Low-Calorie Ketogenic Diet on Psoriasis Patients: A Nuclear Magnetic Resonance-Based Metabolomic Study. J Proteome Res 2021;20:1509-1521. 

6. Millsop JW, Bathia BK, Debbaneh M, et al. Diet and psoriasis, part III: role of nutritional supplements. J Am Acad Dermatol 2014; 71: 561-569.

7. Theodoridis X, Grammatikopoulou MG, Stamouli EM, et al. Effectiveness of oral vitamin D supplementation in lessening disease severity among patients with psoriasis: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutrition 2021 Feb;. Epub 2020 Sep 18.

8. Smith N, Weyman A, Tausk, et al. Complementary and alternative medicine for psoriasis: a qualitative review of the clinical trial literature. J Am Acad Dermatol 2009; 61: 841-856.

9. Kharaeva Z, Giostova E, De Luca, et al. Clinical and biochemical effects of coenzima Q10, vitamin E, andselenium supplementation to psoriasis patients. Nutrition 2009; 25: 295-302.

Te invito a compartir este artículo sobre estrategia nutricional en la psoriasis con aquellas personas a las que les pueda resultar de interés.

Contacto / Citas

Privacidad

Madriderma | Dra. Fernández Guarino

Consulta privada presencial en Clínica Grupo Pedro Jaén

Calle de Serrano, 143. 28006, Madrid (El Viso - Chamartín)

}

L,M,J: 16:00 - 20:00

info@madriderma.com

673 537 795

Consulta online: vídeo, mensajería 24h, recetas e informes

Asistencia a domicilio

Urgencias dermatológicas